2022: un año más trabajando para las personas

Como puerto debemos favorecer la creación de valor añadido en nuestro entorno y apoyar la competitividad de nuestro hinterland; facilitar la transición energética, la descarbonización, la reducción de emisiones contaminantes y la economía circular; contribuir a la creación de puestos de trabajo de calidad, a la igualdad, a la no discriminación y al desarrollo del talento en la innovación. Debemos, por tanto, trabajar en favor de la sociedad, de la economía y del medio ambiente.

La emergencia climática, los conflictos geopolíticos o el ensachamiento de la brecha social han sido algunos de los principales problemas a los que nos estamos enfrentando como sociedad en todo el mundo durante este año 2022 que está a punto de acabar.

Los puertos, en tanto que hubs para el comercio internacional, importantes centros energéticos y áreas de concentración de clusters industriales, no somos ajenos a estos problemas. Pero en el puerto de Barcelona tenemos claro que somos un motor económico esencial para el país y que nuestra misión es generar prosperidad en la comunidad.

Para lograr este objetivo, basamos nuestra estrategia en la sostenibilidad, entendida desde su triple vertiente económica, ambiental y social. El fomento de la sostenibilidad económica, ambiental y social como motor de desarrollo es nuestra estrategia de futuro. Y así lo recoge nuestro Plan Estratégico actualmente en vigor.

Como puerto debemos favorecer la creación de valor añadido en nuestro entorno y apoyar la competitividad de nuestro hinterland; facilitar la transición energética, la descarbonización, la reducción de emisiones contaminantes y la economía circular; contribuir a la creación de puestos de trabajo de calidad, a la igualdad, a la no discriminación y al desarrollo del talento en la innovación. Debemos, por tanto, trabajar en favor de la sociedad, de la economía y del medio ambiente.

En sostenibilidad económica nos hemos centrado en incrementar la competitividad mediante la diversificación del negocio portuario, la diferenciación de la oferta de servicios y la ampliación de nuestra área de influencia.

Y en estos tres aspectos el puerto de Barcelona ha centrado sus esfuerzos a lo largo del año. En el ámbito social, trabajamos desde la formación para reforzar nuestra posición como generadores de empleo estable y de calidad. Excelente ejemplo es la puesta en marcha del Institut de Logística de Barcelona, con sede en el recinto portuario y que está llamado a ser el centro de formación profesional de referencia para el sector en Catalunya. Asimismo, formamos parte de iniciativas como el Grupo Cares, que trabaja en la integración laboral de personas en riesgo de exclusión y con otras capacidades, y colaboramos con entidades como Open Arms o Stella Maris.

En sostenibilidad económica nos hemos centrado en incrementar la competitividad mediante la diversificación del negocio portuario, la diferenciación de la oferta de servicios y la ampliación de nuestra área de influencia. Uno de los proyectos hechos realidad en este ámbito en los últimos meses ha sido la puesta en marcha del B2B Logistics Busan Barcelona Hub, la plataforma logística estable impulsada junto al puerto de Busan y dos empresas logísticas. Es la primera vez a nivel mundial que dos puertos se embarcan en un proyecto de estas características, reforzando el rol del puerto  de Barcelona como hub de distribución para el Sur de Europa, el Norte de África y el conjunto de mercados del Mediterráneo.

El puerto de Barcelona impulsará la transición energética para descarbonizar la actividad por­tuaria

Respecto a la sostenibilidad ambiental, impulsarmos la transición energética para descarbonizar la actividad portuaria, al tiempo que mejoramos nuestra intermodalidad, incrementando la oferta ferroviaria y de autopistas del mar para generar cadenas logísticas cada vez más eficientes y competitivas. Y queremos convertirnos en el gran nodo verde del Corredor Mediterráneo, promoviendo el uso de energías 100% renovables y no contaminantes y siendo también un centro productor y distribuidor de las mismas.

De este modo, no solo reforzamos el importante papel del puerto de Barcelona como hub e incrementamos nuestra contribución a la prosperidad de nuestra comunidad y de todo el hinterland al que damos servicio -Catalunya, Aragón, Navarra, La Rioja y el Sur de Francia, entre otros- sino que contribuimos a garantizar y a diversificar el suministro energético de Europa y a acelerar el uso de las energías renovables, un papel crucial para garantizar el bienestar de los ciudadanos.

Y todo ello, teniendo como herramientas la innovación y la digitalización, para dar respuesta rápida a las disrupciones que aparecen cada vez con más frecuencia y ayudando, sin duda, a que la comundiad portuaria se adapte con éxito al cambiante escenario internacional, convirtiéndonos en una infraestructura cada vez más eficiente y competitiva a nivel global.  

Durante este año 2022 el puerto de Barcelona y su comunidad portuaria han seguido trabajando para mantenerse como referente mundial en innovación y sostenibilidad y para dejar un legado perdurable a la sociedad a la que servimos.

No podía acabar este artículo sin hacer referencia a un acontecimiento futuro que, sin duda, hará que las miradas del mundo se concentren en Barcelona: la celebración de la 37ª Copa América en nuestro puerto. Desde el pasado mes de marzo, cuando se conoció la elección de Barcelona como sede de la competición, en el puerto hemos trabajado con ahínco para adecuar los espacios que ofrecimos a la organización. El resultado es que en abril del 2023 los 5 equipos participantes podrán empezar la construcción de sus bases.

Queremos que la celebración en Barcelona de esta 37ª Copa América suponga una importante dinamización de la economía y que sus beneficios lleguen a todos los ciudadanos. Por ello, hemos acelerado 16 importantes actuaciones, previstas en nuestra planificación pero que ahora se adelantan y que estarán finalizadas en 2024. 

El puerto de Barcelona creará un nuevo Port Vell más sostenible, con más espacios abiertos y más atractivo para las personas

Se trata de actuaciones pensadas para crear un nuevo Port Vell más sostenible, con más espacios abiertos y más atractivo para las personas. Son 16 actuaciones que suman alrededor de 50 millones de euros de inversión, pública y privada, que el puerto de Barcelona pondrá a disposición de la Copa América y de todos los ciudadanos y ciudadanas. 

Como ven, durante este año 2022 el puerto de Barcelona y su comunidad portuaria han seguido trabajando para mantenerse como referente mundial en innovación y sostenibilidad y para dejar un legado perdurable a la sociedad a la que servimos. Porque detrás de los proyectos del puerto de Barcelona hay personas y proyectos de vida.