El 5G pone al puerto de Barcelona a la cabeza europea de las telecomunicaciones

La red 5G Stand Alone del puerto de Barcelona, desplegada en colaboración con Orange, ya está en funcionamiento y se está implementando en algunas operativas portuarias. Así lo ha confirmado este lunes el presidente del recinto catalán, Lluís Salvadó, quien ha explicado que “no hay otro puerto en Europa con la cobertura de telecomunicaciones que tiene el nuestro”. 

Desde el mes de mayo que entró en funcionamiento al 100% la red 5G, el puerto de Barcelona ya ha podido ofrecer las posibilidades que presenta el nuevo servicio. Entre ellas, destaca de forma inmediata la disponibilidad de una red de comunicación de soporte en caso de fallo del sistema principal en instalaciones críticas, o la posibilidad de instalar cámaras y sensores de forma rápida. 

Entre las posibilidades del 5G, el puerto de Barcelona la está ofreciendo al equipo de prácticos. Mediante unas tablets, los prácticos pueden visualizar en tiempo real y en cualquier lugar del puerto las cámaras y radares en coordinación con la Torre de Control. Según ha explicado el director de Sistemas de Información del puerto de Barcelona, David Serral, “se han hecho las primeras operativas” y los prácticos han quedado “muy contentos”.

Uno de los ámbitos en los que se está estudiando la implementación de la red 5G es en las operativas de suministro eléctrico desde el muelle a buques (OPS). Según ha detallado Serral a El Canal, una de las complejidades del OPS es que el cableado de fibra óptica que se va a emplear para estas operativas, fundamentales para transmitir datos como la cantidad de energía que se transmite al buque, “sufre y requieren de mantenimiento”. 

Por ello, uno de los casos de uso del 5G que se plantea es sustituir las redes de fibra óptica por conexión 5G: “Sustituir el cable físico, que sufre, es un proyecto que hemos iniciado y estamos investigando”, ha comentado Sergi Serral, ya que se despejaría la complejidad física de conectar la fibra óptica por cable al enchufe de los buques. 

Otro de los casos en los que se utilizará el 5G es en la unificación de los equipos de comunicaciones de los cuerpos de emergencia y la Policía Portuaria. Además del uso de la red de alta velocidad para el pilotaje de drones, se utilizará para unificar todos los terminales con los que se comunican los cuerpos de seguridad. Ello permitirá un seguimiento en tiempo real de las más de 400 cámaras que se distribuyen en el puerto y mejorar eficiencia en la comunicación entre agentes. 

Igualmente, el puerto de Barcelona está trabajando en la digitalización de la red ferroviaria que interviene dentro de la infraestructura. De hecho, ya dispone de conectividad, lo que permitirá monitorizar de una forma más precisa la ubicación de cada uno de los trenes que opera en el recinto catalán. 

Asimismo, con motivo de la Copa América, el puerto de Barcelona pondrá a disposición de clientes un buque en el que se instalará un equipo de televisión. Gracias a la conectividad 5G, los clientes podrán seguir la regata en pantalla mientras hacen networking.

El director de Empresas de Masorange (Orange) en Catalunya, Víctor Vera, ha explicado que ya hay navieras y transitarias interesadas en la red 5G para desarrollar sus proyectos. Según ha especificado Vera a este medio, entre otros ejemplos, se trataría de iniciativas encaminadas a mejorar el seguimiento de mercancías y pasajeros mediante la identificación de volúmenes. 

El 5G, herramienta indispensable para la innovación portuaria

Con una inversión de 3,6 millones de euros repartidos en 5 años (4 años, prorrogable 1 año más), la nueva red supone un salto tecnológico para las empresas de la comunidad portuaria. A partir de ahora, ya disponen de las conexiones necesarias para dar respuesta a las necesidades generadas por el creciente grado de automatización de las herramientas de gestión y de los servicios de todo el ecosistema portuario. 

Como ha recordado Lluís Salvadó, el 5G permitirá al ecosistema innovador de BlueTechPort y la Fundació BCN Port Innovation desarrollar nuevas soluciones tecnológicas para el ámbito portuario. Gracias a su despliegue en las 1.140 ha terrestres y las dos millas marítimas del puerto de Barcelona, la red permitirá una menor latencia y un intercambio de datos de forma más ágil.