A Coruña reanuda las obras del nuevo muelle del puerto exterior

Esta semana se han reanudado en el puerto exterior de A Coruña las obras de construcción del nuevo muelle de 350 metros de longitud, que habían sido suspendidas en marzo tras la declaración del estado de alarma y la posterior paralización de todas las actividades económicas excepto las consideradas esenciales.

En el momento actual, y una vez que se autorizó la ejecución de obras públicas en toda España, la Autoridad Portuaria de A Coruña y la empresa que realiza este proyecto acordaron retomar las obras. Para ello, se han adoptado las instrucciones del Ministerio de Sanidad para este tipo de trabajos, incluyendo medidas relativas a los equipos de protección individual (EPIs), distancia personal y limpieza en todo el recinto, entre otras.

De esta forma, las obras se han reanudado este pasado lunes con la perspectiva de que puedan estar finalizadas a lo largo del verano, dado que se encuentran muy avanzadas. Ya están colocados todos los cajones de hormigón que componen el muelle y los trabajos se centran ahora en completar la superestructura del cantil y en el aporte de áridos para conformar la explanada de operaciones.

A continuación, la Autoridad Portuaria contratará la habilitación de esta explanada, lo que comprenderá su pavimentación, iluminación y la instalación de las redes de servicios y suministros, generando un nuevo espacio de 40.000 metros cuadrados que se pondrá a disposición de los operadores.

Con la puesta en servicio de este nuevo muelle, el puerto exterior de Punta Langosteira dispondrá de 1.550 metros de línea de atraque continua, respondiendo así a la demanda de los operadores a corto y medio plazo y facilitando la captación de nuevos tráficos y la instalación de nuevas concesiones.

A pesar del estado de alarma instituido a causa de la pandemia originada por el coronavirus, el puerto exterior, al igual que los muelles urbanos, mantiene su actividad de carga y descarga de mercancías, garantizando el suministro de productos industriales, de forma destacada en el ámbito de los graneles agroalimentarios destinados a la alimentación de la cabaña ganadera gallega.

Anterior artículoEl hidrógeno se abre paso como combustible en los puertos
Siguiente artículoEl tráfico del puerto de Santander se desploma en abril