La reunión fin de año de ACBE anuncia aires de renovación

La Asociación de Consignatarios de Buques y Estibadores del Puerto de Bilbao (ACBE) ha celebrado su tradicional reunión de fin de año, encuentro en el que se dieron cita la casi totalidad de la renovada junta directiva, además de algunos expresidentes y representantes de la Autoridad Portuaria de Bilbao, incluido el presidente del puerto de Bilbao, Ricardo Barkala.

La presidenta de la Asociación, Virginia Navarro, señaló que, en estos tiempos de incertidumbre, no queda otra que “trabajar con ahínco en lo importante, que es el cliente” y hacer frente a los desafíos, como la descarbonización y la digitalización, recordando que “la economía también es un sentimiento y un pálpito”.

Agradeció la excelente disposición de la Autoridad Portuaria su disposición a escuchar los problemas de las empresas y tuvo un recuerdo para Ramón Zubiaga quien fuera presidente de ACBE entre 1974 y 1976, desaparecido este mismo año y que quiso estar presente en la celebración del año pasado.

Nuevos aires para el 2024

La reunión tuvo un sabor a despedida, puesto que la presidenta de la Asociación, Virginia Navarro, anunció que una vez cumplido su segundo mandato consecutivo -sumando desde junio de 2020, cuatro años al frente de ACBE– ha llegado el momento de ceder el testigo. La elección de una nueva presidencia se llevará a cabo por parte de la junta directiva antes del verano próximo y se hará efectiva en junio.

Señalar que Virginia Navarro ha cargado con la responsabilidad, compartida con su junta, de la celebración del Centenario de la Asociación de Consignatarios de Buques y Estibadores del Puerto de Bilbao, con una completa serie de actos a lo largo del pasado año y la edición de un libro-joya conmemorativo.

Aún es pronto para conocer candidaturas, que las habrá, si bien se plantea con fuerza la posibilidad de que otra mujer, ocupe la presidencia durante los dos próximos años, en la que sería la segunda presidencia femenina en la centenaria historia de ACBE.