El puerto de Santander gana en accesibilidad terrestre

Los nuevos desempeños logísticos en el puerto de Santander, con la incorporación de nuevos muelles y tráficos, como el de contenedores, recomiendan una reforma de los accesos para conseguir incrementar la seguridad y agilizar el tráfico.

En este sentido, tal y como informamos el pasado enero, el puerto de Santander ha llevado a cabo una obra de mejora de los accesos al puerto por el control oeste de Raos, actuación que ha finalizado con la recepción de los trabajos por parte de la Autoridad Portuaria de Santander.

El presidente del puerto, César Díaz, ha asistido al acto de recepción de la obra para comprobar la calidad de los trabajos y ha explicado que con esta ampliación “los usuarios del puerto dispondrán de mejores infraestructuras para realizar sus operaciones”.

Los trabajos han supuesto una inversión de 411.400 € para la creación de dos nuevos carriles hacia el Oeste y el acondicionado las rotondas interior y exterior del punto de control. Señalar que el creciente tráfico de productos sobredimensionados, como los eólicos, tenían dificultades operativas, ya que sus elevadas dimensiones dificultan la circulación a causa de los radios de giro de los camiones.

El antiguo acceso presentaba dificultades para el tráfico de grandes piezas

También se ha procedido a la renovación de la señalización y el cerramiento y la modificación del alumbrado. Se trata de “facilitar el tráfico de transportes especiales, tanto de entrada como de salida, fundamentalmente de aquellos destinados al traslado de materiales para parques eólicos”, según señala César Díaz.

Con el nuevo diseño, el carril 4 se destinará a la salida de vehículos para los buques de Brittany Ferries, mientras que el carril 5 estará dedicado a la mercancía de la terminal de contenedores, dando “usos específicos” a los nuevos carriles para mejorar la operativa del paso por el control.