ACCIÓ prestará apoyo gratuito a las empresas catalanas que comercian con Ucrania y Rusia

El Departament d’Empresa i Treball de la Generalitat, a través de ACCIÓ,  ha puesto en marcha un paquete de medidas extraordinarias para paliar los efectos de la guerra de Ucrania a las empresas catalanas con presencia internacional. Esta estrategia pretende apoyar a las empresas que tienen relaciones comerciales con Ucrania o Rusia y facilitar la internacionalización del conjunto del tejido empresarial en un contexto de complejidad por el aumento de las tensiones internacionales.

Así lo ha anunciado el conseller d’Empresa i Treball, Roger Torrent, en el marco de una reunión extraordinaria del Consell Executiu dels Agents a la Internacionalització, las entidades acreditadas por ACCIÓ para apoyar los procesos de expansión internacional de las empresas catalanas. 

Durante la reunión, Torrent ha anunciado la creación de un grupo de trabajo específico dentro de este órgano de colaboración público-privada para hacer un seguimiento periódico de la situación en Ucrania y Rusia y su impacto en las empresas catalanas.

Torrent ha explicado que «ante la guerra en Ucrania, el Gobierno actúa y lo hace con rapidez, de forma concreta, en relación con el impacto en el tejido empresarial catalán que puede provocar un conflicto de estas características». El conseller ha puesto como ejemplo que «las empresas pueden encontrar problemas para realizar transacciones económicas, obstáculos en la movilidad de personal o, sobre todo, barreras derivadas de las dificultades de transporte, ya sea por carretera, por mar o por aire». 

Además, «también habrá que hacer frente a las interrupciones en las cadenas de suministro, sobre todo en determinados materiales como los cereales o los derivados metálicos, y al impacto en el mercado energético», señala. 

Por todo ello, el conseller d’Empresa, Roger Torrent ha asegurado que «hemos propuesto medidas concretas, que pueden evolucionar en los próximos días con nuevas iniciativas porque la situación es muy dinámica». Así, en primer lugar, la red de 40 oficinas de ACCIÓ en todo el mundo apoyará gratuitamente a las empresas catalanas que exportan o tienen filiales en Ucrania o Rusia para diversificar mercados y encontrar países alternativos para comercializar sus productos o servicios a través del desarrollo de estudios de mercado o la búsqueda de nuevos importadores, distribuidores o proveedores, por ejemplo. 

De hecho, la oficina de ACCIÓ en Moscú realizará un seguimiento proactivo y personalizado de la situación de las 71 filiales de empresas catalanas ubicadas en Rusia y de las 11 de Ucrania.

Paralelamente, debido a la complejidad actual de hacer negocios en el mundo, ACCIÓ intensificará la promoción de los proyectos de expansión internacional de las empresas catalanas. En este sentido, se bonificarán con un 88% los proyectos de internacionalización personalizados en cualquier oficina de ACCIÓ en el mundo que tengan como objetivo promover la diversificación de proveedores, la captación de nuevos clientes o el incremento de las ventas en el exterior, por ejemplo.

La oficina de ACCIÓ en Moscú ofrecerá atención personalizada sobre el terreno a las 82 filiales de empresas catalanas en Rusia y Ucrania

Por último, la Oficina Tècnica de Barreres a la Internacionalización (OTBI) de ACCIÓ también intensificará su apoyo y seguimiento a las empresas catalanas que puedan verse afectadas por los efectos del conflicto en los flujos comerciales internacionales. Así, atenderá en menos de 48 horas las consultas de las empresas catalanas que tengan que hacer frente a incidencias relacionadas con los pagos, interrupciones logísticas o problemas en las operaciones comerciales. 

Además, esta oficina también enviará alertas periódicas a las empresas catalanas para que puedan estar actualizadas en tiempo real sobre los efectos que la guerra de Ucrania pueda tener en su actividad internacional.

Relaciones comerciales con Rusia y Ucrania

En el año 2021 las exportaciones catalanas a Rusia alcanzaron los 659,2 millones de euros, un 15,3% más que el año anterior y una cifra que representa el 0,8% del total de las ventas de Catalunya al exterior. Los principales productos de las exportaciones catalanas en este país son las piezas de vestir (25,3% del total), la maquinaria (12,8%), los productos de perfumería y cosmética (8,8%) y los plásticos (8,0%). En total, 1.910 empresas catalanas exportan a Rusia, de las cuales 643 lo hacen de forma regular (los últimos 4 años consecutivos). 

Por otro lado, las importaciones registraron 562,4 millones de euros en el 2021 lideradas por los combustibles (69,1% del total) y seguidas de lejos por los residuos de la industria alimentaria (4,2%, principalmente pulpa de remolacha), y los cereales (3,9%). Actualmente 1.273 empresas catalanas importan de este país. 

Se atenderán en menos de 48 horas las consultas de empresas catalanas
Se atenderán en menos de 48 horas las consultas de empresas catalanas que tengan que hacer frente a incidencias vinculadas a pagos, interrupciones logísticas o problemas en las operaciones comerciales en Ucrania o Rusia

En el caso de Ucrania, las ventas catalanas registraron 151,6 millones de euros en el 2021, un 42,3% más que en el 2020 (representando el 0,2% de las exportaciones catalanas). Las empresas catalanas exportan principalmente ropa (12,4% del total), maquinaria (10,7%) y perfumería y cosmética (8,7%). En el 2021 se han registrado 1.356 empresas catalanas exportadoras en Ucrania, de las cuales 417 regulares. 

En cuanto a las importaciones, que están encabezadas por el maíz (59,7% del total), el aceite de girasol (13,1%) y hierro fundido y acero (7,3%), alcanzaron el año pasado los 372,2 millones de euros. Hay 669 empresas catalanas que importan de Ucrania. 

Riesgos para la economía catalana 

Precisamente, según el estudio Análisis de riesgos y tendencias globales 2022 elaborado por ACCIÓ, el contexto geopolítico es uno de los 15 principales riesgos a los que la economía catalana tendrá que hacer frente este año 2022, junto con otras incertidumbres derivadas de la profunda transformación global debida a los cambios acelerados que ha impulsado la Covid-19, las desigualdades sociales o la situación de emergencia climática. 

En el ámbito de la actividad internacional, el estudio también subraya que el sector exportador catalán tendrá que hacer frente a amenazas como la crisis de abastecimiento y el aumento de los precios del transporte y de las materias primas a causa de las tensiones entre la oferta y la demanda de productos y bienes intermedios como consecuencia del Covid-19, que también han comportado una mayor complejidad logística a la hora de abastecerse en el exterior. 

En este sentido, destacan iniciativas puestas en marcha por ACCIÓ, como la nueva Ventanilla de Aprovisionamiento y Logística, que incluye un paquete de servicios con el objetivo de mitigar el impacto de esta crisis en las pymes catalanas, o la Ventanilla Brexit, que desde el 2019 ha apoyado 2.200 proyectos de empresas catalanas para adaptarse a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.