ACE incorpora dos mujeres a su Comité Ejecutivo

Tras ocho años de ausencia de representación femenina en el Comité Ejecutivo de la Asociación de Cargadores de España (ACE), en la última Asamblea General se han incorporado como vocales representantes de las empresas cargadoras a Ana Isabel Teresa (Ceva Logistics) y Sara Aznar (Tolsa). La presidencia de la asociación recae, de nuevo, en Carlos Castán (Celsa) y como tesorero se ha elegido a Carlos Cancela (XPL Cargo).

El Comité Ejecutivo también cuenta como vocales con Luciano González (BMI), Roberto Rodríguez (Capsa), Raúl Rivera (Cunext Copper) y Manuel Morales (El Corte Inglés).

Mercado y normativa

Tras la anterior asamblea, celebrada el pasado junio en el puerto de Barcelona, donde se aprobó el Plan Estratégico para el 2024-2025, en esta ocasión, la Asamblea General de los cargadores se desarrolló en torno al tradicional coloquio sobre la actualidad del transporte y se analizaron dos cuestiones clave para los cargadores: la normativa y la situación del mercado.

Por el lado del transporte terrestre, se analizaron los tres proyectos normativos europeos que componen el Green Package y afectarán al transporte terrestre a corto plazo: el Reglamento CountEmissionsEU, la Directiva de Transporte Intermodal y la Directiva de emisiones del transporte por carretera.

En el debate que se abrió a continuación, se puso de manifiesto la necesidad de colaborar entre cargadores para establecer sinergias que permitan potenciar la intermodalidad, reduciendo emisiones y paliando, al mismo tiempo, la falta de conductores profesionales.

En la asamblea también se aventuró que, en lo referido a la carga aérea, el primer semestre del 2024 tendrá un impacto significativo, con un frenazo en la demanda de capacidad ligada a la baja demanda de consumo prevista.

Preocupación por el marítimo

En relación al transporte marítimo, se dijo que los cargadores tendrán que vigilar para que no dificulte una gestión eficiente de la cadena de suministro marítima debido a la situación bajista de los fletes y la nueva capacidad que se está incorporando al mercado, hechos que hacen vislumbrar un nuevo escenario de cancelaciones de escalas.

Por el lado de las emisiones, las navieras ya han empezado a comunicar el recargo en los fletes derivado del EU Emissions Trading System (EU ETS), una normativa que afectará a los viajes que se realicen a partir del 1 de enero del 2024 si no hay una moratoria.