Adif avanza en las obras de los apartaderos de 750 m en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto

Adif sigue avanzando en las obras de construcción de los nuevos ocho apartaderos de 750 metros de longitud para potenciar el tráfico de mercancías en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto. Estas actuaciones se encuentran entre las más relevantes del Plan Director de esta línea, como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que recibe de este modo un nuevo impulso, junto a otras intervenciones ya ejecutadas, en ejecución o en fase de proyecto. Asimismo, son financiadas por la Autoridad Portuaria de Valencia, en el marco del convenio suscrito con Adif y con cargo al Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria.

En concreto, este próximo fin de semana se realizarán las operaciones necesarias para la ejecución del nuevo apartadero en la estación de Ferreruela de Huerva (Teruel). Según la planificación prevista, los trabajos consistirán en el levante de las dos vías de apartado existentes para liberar el espacio necesario para la construcción de la nueva vía de apartado.

De este modo, se permitirá la ejecución de una nueva plataforma en un tramo de 1,1 km, para la que se destinarán 1.735 traviesas polivalentes de hormigón, 2.160 m de carril de 60 kg/m y 2.300 m3 de balasto. También se colocarán 2 nuevos aparatos de vía de 38.5 m de longitud y 50 t de peso mediante maquinaria especializada.

Sigue avanzando el Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto

De este modo, se sigue avanzando en el desarrollo del Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, con una inversión global de 441 millones de euros, de los que hasta la fecha ya se han movilizado más de 200 millones, y que tiene por objeto asegurar la competitividad de esta línea como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

El objetivo del plan es mejorar de forma significativa el estado de la infraestructura actual para seguir potenciando el tramo Zaragoza-Teruel-Sagunto, especialmente para el tráfico de mercancías permitiendo la circulación de trenes de 750 m, facilitando las conexiones ferroportuarias y con centros logísticos en este eje ferroviario estratégico, de gran importancia al discurrir por territorios que representan el 21% del PIB del Estado.