El arrendamiento mínimo de la terminal multimodal de La Llagosta será de 16 M€

Adif abre el concurso para la explotación de la terminal multimodal de transporte de mercancías de La Llagosta (Barcelona). Con esta licitación, se pone a disposición del futuro adjudicatario una zona intermodal con una superficie de más de 105.000 m2, lo que supone un nuevo paso en el futuro del nodo logístico multimodal de la terminal catalana, habiendo movilizado ya inversiones cercanas a los 82 millones de euros para su transformación integral.

Este espacio está conformado por una terminal de carga intermodal de 85.200 m2, a la que está vinculado el uso de cuatro vías para la prestación de servicios de manipulación de UTI u otros servicios ligados a la logística de mercancías; una zona de 19.800 m2 para otros usos ligados a la actividad intermodal, y un edificio de oficinas. De manera opcional, se pone a disposición otra superficie de 59.000 m2, a la que está vinculado el uso de una vía de 750 m y viales de acceso a la zona intermodal.

Importe mínimo de 16,6 millones de euros para su explotación en un plazo de 20 años

El importe mínimo para la explotación de estas instalaciones es de 16,6 millones de euros con un plazo de 20 años, que podrían ser ampliados otros 20 años en función de la ejecución de inversiones adicionales en las superficies base y opcional. En este sentido, la empresa explotadora podrá realizar en estos espacios los servicios de carga y descarga de UTI y otros servicios asociados a la logística de mercancías, así como el servicio de maniobras (con locomotora o sin ella) y otras operaciones sobre el tren. En cuanto a la fecha de inicio de la explotación está prevista para el segundo trimestre del 2025. Durante la fase previa, el adjudicatario realizará una inversión mínima inicial de al menos, 12 millones de euros.

Nodo interoperable de alta capacidad, multimodal y sostenible

Adif está inmersa en importantes actuaciones para la adaptación de La Llagosta a los estándares europeos de mercancías y transformarla, así, en un enclave estratégico en el Norte de Barcelona. Situado a 15 km de Barcelona, La Llagosta se configura como un nodo plenamente interoperable de alta capacidad, sostenible y eficiente, que impulsará el transporte ferroviario en un área de gran potencial socioeconómico, como es el eje mediterráneo y su área de influencia.

La nueva terminal conectará en ancho mixto la línea El Papiol-Mollet y en ancho estándar la red de alta velocidad

La Llagosta se convertirá en un referente para el tratamiento de trenes de mercancías de longitud estándar interoperable (compatible con el resto de las redes ferroviarias europeas) de 750 m, conectándolo en ancho mixto a la línea El Papiol-Mollet y en ancho estándar a la red de alta velocidad, en ambos casos desde la Bifurcación de Mollet. Además, la futura configuración de esta terminal de transporte de mercancías permitirá disponer de una nueva playa de vías de recepción/expedición integrada por vías paralelas con longitudes superiores a 750 m, montadas en ancho mixto y electrificadas a 3.000 V.

Finalmente, está también previsto remodelar los accesos a la terminal mediante la conexión en ancho estándar con el Corredor Mediterráneo desde el viaducto de la Línea de Alta Velocidad Barcelona-Frontera francesa, la adaptación al ancho mixto entre la plataforma de La Llagosta y la línea El Papiol-Mollet, y la conexión Sur con la red de Cercanías.