Aena adjudica el contrato para el suministro de electricidad 100% renovable en sus aeropuertos

Aena   ha adjudicado a Endesa e Iberdrola el contrato de suministro de electricidad para los aeropuertos de su red durante el ejercicio de 2022, con la posibilidad de prorrogar el contrato un año más.

El objetivo del contrato es aportar la energía necesaria para la iluminación y el funcionamiento de los aeropuertos, el balizamiento de las pistas y el resto de instalaciones de Aena. Según el gestor aeroportuario, el consumo anual estimado en los aeropuertos es de unos 952 Gigavatios-hora (GWh), lo que representa que la factura de Aena es una de las facturas nacionales de electricidad más importantes.

El contrato mantendrá el origen 100% de energía eléctrica procedente de fuentes renovables, para todos los suministros de alta y baja tensión, lo que supondrá un consumo verde equivalente a 238.000 viviendas domésticas y 158.000 toneladas de CO2 evitadas a la atmósfera.

Plan de acción climática

Los puntos de suministro eléctrico han sido agrupados para su adjudicación en función de su ubicación geográfica. Endesa (87,5%) abastecerá a todos los aeropuertos de la red excepto los de Canarias, mientras que Iberdrola (12,5%) suministrará electricidad tanto en Canarias como en el grupo de suministros de baja tensión. Ambas compañías aportarán electricidad durante el 2022 con un porcentaje del 100% procedente de energías renovables.

La compra de energía 100% de origen renovable para suministrar a los aeropuertos se enmarca en la Estrategia de Cambio Climático de la compañía

Este contrato no incluye los costes de acceso a las redes de transporte y distribución para los suministros de alta tensión, cuya gestión será íntegramente realizada por Aena con las compañías distribuidoras de cada punto de suministro, con un coste estimado de 17,7 millones de euros anuales.

Con la firma de este contrato, Aena implementa una de las medidas previstas en su Plan de Acción Climática, en línea con los compromisos adquiridos en la Cumbre de París de 2015, cuyo objetivo es reducir progresivamente las emisiones de CO2 para ser carbono neutrales en 2026 y alcanzar 0 emisiones netas en toda la red de aeropuertos en el 2040.

Anterior artículoe2e coordina una carga de proyecto con destino a Miami
Siguiente artículoLas definiciones de cabotaje