El Consejo se volcará en los intereses de los agentes de aduanas de Melilla, Ceuta y Algeciras

El Consejo General de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros (CGAA) se volcará especialmente en la defensa de los intereses de los profesionales del sector de Melilla, Ceuta y Algeciras-La línea dados los graves problemas que sufren. Esta fue la decisión adoptada este jueves 6 de junio en el curso de su último pleno del CGAA, en el que también se abordaron cuestiones relativas a la reforma del Código Aduanero de la Unión (CAU), la adhesión al Código de Buenas Prácticas de la Agencia Tributaria y el seguimiento de las gestiones realizadas para la organización del próximo Foro Aduanero de Málaga, entre otras.

Con la elección de Melilla como escenario del pleno, los presidentes de los Colegios nacionales han querido evidenciar su apoyo y solidaridad, no sólo con sus compañeros de esta ciudad autónoma, sino también con los de Ceuta y Algeciras, que están sufriendo una situación particularmente adversa.

Ceuta y Melilla

El Consejo General denunció pública y reiteradamente la situación que padecen los profesionales aduaneros de Melilla y Ceuta desde que en el 2018 Marruecos cerrara unilateralmente la Aduana comercial de la primera de estas ciudades autónomas y restringiera drásticamente los tránsitos en la segunda.

Pese a que las negociaciones entre los gobiernos de España y Marruecos se han caracterizado por continuos anuncios públicos optimistas de las partes sobre los avances logrados y la inminente resolución de los problemas, a juicio de Antonio Llobet, presidente del CGAA: “Desde que en el 2022 se anunció una hoja de ruta de 16 puntos como prueba de lo fructíferas que eran las negociaciones, la Aduana de Melilla sigue cerrada y el puesto de control aduanero para mercancías instalado en Ceuta en virtud de los acuerdos no tiene actividad. Es una situación inaceptable e impropia de una frontera europea”.

Algeciras-La línea

Al grave deterioro de la actividad de los agentes de aduanas de estas dos plazas se suma la incertidumbre que sufren los de Algeciras y La línea de la Concepción, derivada de las negociaciones que mantienen la Unión Europea y el Reino Unido sobre el futuro estatus de Gibraltar tras el Brexit.

El resultado de estos contactos, caracterizados por una evidente falta de transparencia, preocupa enormemente a los profesionales aduaneros por el gran impacto que tendría sobre sobre las plantillas de las agencias, las empresas y los operadores logísticos la eliminación de los controles aduaneros y la frontera física con el Peñón.

En una reciente reunión con Antonio Llobet, los representantes del Colegio de Algeciras señalaron que, tras un eventual acuerdo, albergan serias reservas sobre una aplicación con garantías del Código Aduanero de la Unión, así como de los impuestos y aranceles.  También se mostraron escépticos en relación con el establecimiento de una cooperación aduanera y fiscal leal y un intercambio de información ágil, con las consecuencias que ello pudiera suponer para luchar eficazmente contra el fraude, el blanqueo de capitales, el contrabando y el tráfico de drogas y armas, entre otras cuestiones especialmente sensibles.

Asuntos europeos

El pleno también dedicó una atención muy especial a las últimas gestiones realizadas por el Consejo General en Bruselas, representado por su letrada Irene Guardiola. En este sentido se valoró la última reunión del Instituto de Aduanas e Impuestos Indirectos (CITI) de la Asociación Europea de Transitarios, Proveedores de Servicios Logísticos y Agentes de Aduanas (CLECAT)), en la que se debatieron, entre otras muchas cuestiones, el ritmo del proceso de revisión de la reforma aduanera, cuestión sobre la que los Estados mantienen diversas posiciones.

En esta reunión, celebrada el pasado 31 de mayo, se discutieron también cuestiones clave para los representantes aduaneros europeos: la evaluación del Programa Aduanero, el Mecanismo de Ajuste en Frontera por Carbono (MAFC), la tercera versión del Sistema de Control de Importaciones (ICS2) y el Reglamento sobre Deforestación, entre otras. Cabe reseñar igualmente la atención prestada a los nuevos sistemas informáticos aduaneros (a lo largo de este año se lanzarán una cantidad sin precedentes) o las nuevas normas medioambientales y de seguridad en los productos, entre otros.

Código de Buenas Prácticas y Foro Aduanero

Durante el encuentro de los presidentes de los colegios se comentó, asimismo, la adhesión del Consejo General de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros al colectivo de entidades asociadas el Código de Buenas Prácticas de Asociaciones y Colegios Profesionales Tributarios.

También se informó sobre la organización de la vigésima edición del Foro Aduanero, que se celebrará en Málaga entre el 14 y el 16 de noviembre. Manuel Álvarez, presidente del colegio anfitrión, ofreció detalles sobre los avances registrados en lo relativo a los escenarios, el programa de ponencias y actividades, así como de los actos sociales previstos.