Los agentes de aduanas de Tarragona acuerdan trabajar con la APT por un puerto operativo las 24 horas para ganar competitividad

Manuel López, presidente del Colegio de Agentes de Aduanas de Tarragona, se reunió recientemente con el presidente del puerto de Tarragona, Saül Garreta, con el propósito de presentar las principales inquietudes de la entidad y su predisposición para actuar conjuntamente a favor de la competitividad de la infraestructura catalana. En este sentido, el Colegio volvió a explicar la necesidad de disponer de un puerto operativo las 24 horas del día como factor fundamental para realizar un salto de escala.

Servicios aduaneros

La necesidad de disponer un “puerto abierto las 24 horas, es una de las reivindicaciones más importantes del Colegio de Agentes de Aduanas”, explicó Manuel López ante el presidente del Port de Tarragona y Joan Basora, director de Sostenibilidad y Desarrollo de la Autoridad Portuaria de Tarragona. Tanto el puerto como el Colegio coinciden en que de no mejorar en este sentido “conlleva a no ser competitivos con otros puertos, y va en detrimento de la llegada de nuevos tráficos del sector de la alimentación”. Además, el Colegio sostiene que “teniendo esta opción de 24 horas -que no significa estar activos las 24 horas-, es una de las alternativas para que el servicio de inspección de Sanidad Animal, Vegetal y Alimenticia pueda hacer las inspecciones y optar a una plantilla de inspectores más adecuada”. Una mejora en este ámbito serviría para potenciar el tráfico de animales vivos, puesto que la competencia puede realizar dos embarques diarios mientras que en Tarragona la frecuencia es menor”. Esta diferencia, según Manuel López, “supone una pérdida de competitividad que afecta a todos los sectores que intervienen en estas cargas, como estibadores, agentes de limpieza, suministro de pertrechos, carburantes, transportes, grúas, y como no, para la T3 del puerto y las tasas sanitarias”.

Siguiendo con la disposición de horarios de los servicios aduaneros, Manuel López informó a Saül Garreta que después de numerosas solicitudes por parte del Colegio de Agentes de Aduana de Tarragona, “se ha conseguido que por parte de la Aduana se disponga de un horario de tarde con lo que los despachos se pueden realizar hasta las 18 horas, inclusive con la posibilidad de poder realizar inspecciones físicas de mercancías”. Esta disposición es una de las ventajas -añadidas a la estrategia de la Autoridad Portuaria de Tarragona para tener un puerto/Aduana más eficientes- que se proyectó y consiguió al disponer de unos servicios como el PIF, la Aduana y el escáner que estén todos en un radio de menos de 100 metros y a pie de muelle. Esta circunstancia es una de las ventajas para poder contar con servicio de escáner y revisión en el mismo día, con posterior inspección en el PIF, sin tener que solicitar posicionados distintos y sin pérdida de tiempo en días para conseguirlo, aclaró Manuel López.

Saül Garreta, presidente del puerto de Tarragona, Joan Basora, director de Sostenibilidad y Desarrollo del puerto de Tarragona, y Manuel López, presidente del Colegio de Agentes de Aduanas de Tarragona

Reuniones periódicas

Por otra parte, Manuel López solicitó al presidente del puerto de Tarragona que sería conveniente disponer de reuniones periódicas con los actores que intervienen en las operaciones del puerto, como son los consignatarios, transitarios, estibadores y agentes de aduanas, “para dilucidar, y en su caso aportar soluciones ante los problemas que puedan surgir”.

El Colegio de Agentes de Aduanas de Tarragona solicita formar parte del Consejo de Administración del puerto de Tarragona

Para terminar, Manuel López solicitó a Saül Garreta formar parte del Consejo de Administración del puerto de Tarragona. López considera que “este centenario Colegio es un colectivo de la comunidad portuaria que aportar su ayuda al Consejo, puesto que los agentes de aduanas están implicados en los puertos en todos los temas que afectan a las autoridades portuarias”.