Arranca la urbanización de la cubierta de los almacenes de Herrera en el puerto de Pasaia

La mejora en la relación puerto ciudad da un nuevo paso adelante en Pasaia con la adjudicación por parte de la Autoridad Portuaria de la cubierta de los almacenes de Herrera Oeste, situados en las instalaciones del puerto.

La inversión prevista para esta actuación es de 1,2 millones de euros y con ella culminará un proyecto que arrancó en el año 2016 con la construcción del itinerario peatonal que une la estación de tren de Herrera con Trintxerpe, continuada en 2019 con la construcción de las naves para almacén de grano y finalizará con esta nueva explanada en su cubierta.

Esta obra, que dará por cerrada la actuación urbana, se le añade ahora una gran plaza de 7.000 metros cuadrados en las cubiertas de las naves. Aprovechando la orografía de la zona, los almacenes de La Herrera sirven como instalación portuaria a la vez que generan una nueva superficie de espacio público: los almacenes son accesibles para el tráfico rodado desde la zona portuaria, quedando su cubierta como zona de tránsito peatonal. La obra comenzará en diciembre próximo y finalizará a lo largo de 2023.

Plaza y parque infantil en la cubierta

La nueva fase de regeneración de la bahía plantea la construcción de una plaza adoquinada que sirva como zona de tránsito, con un gran parterre central, rodeado por una estructura de pérgolas ajardinadas que se encargarán de generar una zona de estancia en sombra, al mismo tiempo que realizan la labor de pantalla visual entre la zona urbana y portuaria.

Según explica el presidente de la Autoridad Portuaria de Pasaia, Joakin Tellería, “el parque público al que se incorporará este proyecto desarrolló un papel muy importante en la comunicación peatonal entre Trintxerpe y Herrera.

Era un objetivo de este proyecto complementar esa comunicación con la creación de tres puntos de conexión entre el espacio proyectado y el parque contiguo para ofrecer una mayor funcionalidad”.

Próxima al acceso de Herrera, y junto a la campa circular, se ha proyectado una zona de juego para niños. Además, la actuación urbanística conlleva la preparación de las instalaciones necesarias para la ubicación de varios servicios y, en una segunda fase, se plantea la posibilidad de zona cubierta y un espacio complementario con capacidad para albergar hasta 450 personas.