Ana Conesa se incorpora a Amarres de Barcelona: “Buscando la excelencia”

Ana Conesa asume la dirección comercial de la empresa de amarradores con varios retos como la digitalización y descarbonización

Amarres de Barcelona impulsará sus estrategias de negocio con la incorporación de Ana Conesa como directora Comercial, una profesional con una dilatada experiencia y conocimiento, tanto en el sector portuario como en el marítimo. “Ana Conesa nos permitirá potenciar nuestros diferentes departamentos buscando la excelencia”, explica el director general de la empresa, Daniel Valero.

Varios retos a los que nueva directiva de Amarres de Barcelona se enfrenta son la ubicación de la nueva sede de la empresa, que actualmente se encuentra en negociaciones con la Autoridad Portuaria de Barcelona y que la empresa se muestra optimistas para que esté operativa en el 2025. “Somos la única empresa de servicios básicos del puerto sin sede fija”, señala Daniel Valero. Esta nueva sede se sumará a nuevos equipos de trabajo y embarcaciones “que nos harán dar un salto de calidad en la prestación de nuestros servicios, con la idea de seguir creciendo en servicios marítimos y con la mirada a medio plazo de ampliar el radio de acción en otras ubicaciones”, explica el director general de Amarres Barcelona.

Otros retos que tiene la compañía en el corto plazo son la digitalización y la descarbonización, “donde la Agenda 2030 marca la pauta hacia equipos con 0 emisiones”, además de la participación como facilitadores en diferentes proyectos de Port 4.0, donde la nueva directora Comercial, Ana Conesa, gracias a su dilatada experiencia en astilleros primero y en el servicio Marpol posteriormente, “tendrá un peso importante”, profundiza Daniel Valero.

Por su parte, Ana Conesa pone en relieve que “tenemos mucho margen de crecimiento”, en una empresa que nace de la unión de dos sociedades (Mooring y Cemesa), “en la que no se realizó ningún despido, alcanzando un funcionamiento óptimo en la operativa y ahora es el momento de dar un salto de calidad”.

Con una plantilla de 110 profesionales, Amarres de Barcelona tiene otros desafíos como trabajar en el nuevo pliego de amarre que está vencido desde el 2017, además de la negociación del convenio con la plantilla, “con la idea que sea un convenio provincial para puertos de interés general del Estado, con una cobertura más amplia, con la garantía que cualquiera que venga a trabajar al puerto de Barcelona lo haga con una solvencia y conocimientos que a día de hoy no es requerida”, explica Daniel Valero. Respecto al capital humano, desde la compañía se muestran satisfechos por la obligatoriedad en la formación profesional del amarre en todos los puertos españoles, que “será una manera de profesionalizar una función transcendental en el buen funcionamiento dentro de los puertos”, añade Ana Conesa.

Respecto a la celebración este año de la America’s Cup en el puerto de Barcelona, los directivos de Amarres de Barcelona muestran su total ofrecimiento tanto a la Autoridad Portuaria como a los organizadores del evento “en todo lo que necesiten, ya que estamos las 24 horas, los 7 días de la semana, ya sea en servicios relacionados con el tráfico portuario, señalización, ordenación o lo que se precise”.

La empresa con una actividad principal como es el amarre/desamarre, realiza, además, varias actividades como la provisión a buques, traslado de tripulaciones, servicios de buzos, trabajos técnicos a flote, remolque, obra marítima, etc., “todo lo que el cliente necesite y que nos permita nuestros medios y la gran capacitación de nuestro personal”, añade Ana Conesa.

 Amarres de Barcelona dispondrá de una nueva embarcación multipropósito personalizada y con altas prestaciones

Para alcanzar ese salto de calidad en los servicios, Amarres de Barcelona está construyendo un nuevo barco de prestación de servicios en el astillero Blanchadell, en Vinarós (Castellón), y que está previsto que esté operativo en unas semanas. Esta embarcación es multipropósito, con mayor capacidad de carga y motorización de las que dispone la compañía actualmente, que se ha realizado siguiendo las instrucciones de Amarres de Barcelona, personalizando para el tipo de trabajo que la compañía realiza, y “en especial tipos de trabajo que nos resultaba más difícil realizar con nuestras actuales embarcaciones, además de poder incrementar nuestro portfolio de servicios”, concluye la nueva directora comercial de Amarres de Barcelona.