Autorizada la licitación de la fase 2 del Espigón Central del puerto de Bilbao

La última ampliación de puerto de Bilbao, una obra que arrancó en los años 90 del siglo pasado, da un nuevo paso con la aprobación, por parte del Consejo de Ministros de la licitación de la segunda fase del Espigón Central.

El importe de la licitación se ha fijado en 55,44 millones de euros para una obra que conseguirá generar una nueva superficie logística de 31,2 hectáreas y dos nuevos muelles, que sumarán más de un kilómetro de línea de atraque.

El importe de licitación supera los 55 M€

El proyecto ya se encontraba en las previsiones de inversión de la Autoridad Portuaria de Bilbao a cuatro años, dentro del Plan de Empresa consensuado con Puertos del Estado y supone la culminación de las obras de la ampliación en el municipio de Zierbena. 

Señalar que para el relleno de la nueva zona se descarta, en principio, la utilización de material de cantera, como sí se hizo en la primera fase de esta ampliación, y se prevé aprovechar los sobrantes de la excavación del subfluvial de Lamiako, entre otras obras públicas que verterán en las celdas los resultados de excavaciones.

Dos nuevos muelles

La superficie logística, ganada al mar junto con los 362.000 metros cuadrados de la primera fase del Espigón Central, finalizada en el 2021, tendrá acceso al mar mediante el muelle (A3) de 664 metros lineales y el otro muelle (A4), de 347 metros, ambos con un calado de 21 metros. Bilbao, puerto de aguas profundas.

Tras el fallido intento de construir una segunda terminal de contenedores en esa superficie, ahora se valoran otras opciones, tanto comerciales como industriales, de las que no se tienen noticias concretas.

Lo que sí se sabe es que se pretende incrementar el tráfico de mercancías que podrían ser en modo ro-ro (como automóviles) o lo-lo, aprovechando las sinergias de la cadena de valor de la industria eólica vasca.