ANESCO entrega los premios del “2º concurso literario de relatos cortos: estiba portuaria”

La Asociación de Empresas Estibadoras y Centros Portuarios de Empleo (ANESCO) ha celebrado en Madrid el acto de entrega de los premios del “2º concurso literario de relatos cortos: estiba portuaria” con la asistencia de los galardonados, así como de los miembros del jurado y el comité ejecutivo de ANESCO.

En la edición de 2019, el jurado decidió otorgar el primer premio al relato titulado “Barcos de papel” de Víctor Fernández Férnandez y un accésit al relato presentado por Jon Urko Goikoetxea Aguirre bajo el título “In memóriam”.

Durante el acto, el secretario general de ANESCO, Pedro García Navarro, señaló que “el objetivo que nos marcamos al crear este certamen fue el de poner en valor a través de la cultura, un sector clave para la economía del país”. García Navarro explicó que “nuestras empresas apuestan por el futuro y la innovación y a través de este premio queremos dar a conocer la actividad de la manipulación de mercancías en los puertos de un modo didáctico y entretenido”.

El jurado ha valorado la calidad literaria de unas obras que se han presentado de manera anónima y los relatos ganadores pueden ser consultados a través en la web de ANESCO

Por su parte, ambos autores han agradecido el reconocimiento y señalado la importancia de este tipo de certámenes para estimular la creación literaria.

Así, Víctor Fernández Fernández destaca que “Barcos de papel” es un relato que “pretende transportarnos a pie de muelle, y sumergirnos en el mundo portuario, a través de las emociones, reflexiones y vivencias de un grupo de cuatro estibadores inmersos en un proceso de prejubilación. Todo ello, enmarcado en un contexto actual, donde además de las reformas que se han llevado a cabo para permitir la liberalización del sector, se pone de manifiesto otro factor de gran relevancia, como es la creciente automatización en el ámbito de la estiba”.

Por su parte, Jon Urko Goikoetxea Aguirre dijo que “In memóriam es un texto que rinde homenaje a compañeros de profesión que ya no se encuentran entre nosotros y que pone de manifiesto el peligro que entraña el desempeño de nuestra labor en la estiba”. Así, “el relato empieza con la imagen de una persona que se acerca por primera vez a un puerto y se desconcierta con el estruendo y la algarabía de las operativas, y acaba con el silencio que representa el shock y el dolor por la muerte de un compañero en el trabajo. Un contraste de principio y fin”.

Ambientado en el puerto de Bilbao “el relato ofrece una visión subjetiva del trabajo del estibador y pretende ser un humilde homenaje hacia personas de quienes he tenido que despedirme recientemente”, apostilla el autor.

Al “2º concurso literario de relatos cortos: estiba portuaria”, convocado por ANESCO se presentaron un total de 79 obras, 13 más que en la convocatoria anterior

En esta 2ª edición el jurado ha estado compuesto, además del secretario general de ANESCO, Pedro García Navarro, por dos prestigiosos profesionales del mundo del periodismo y de la literatura como son Javier Ruíz Taboada y Miguel Jiménez Rollán, a los que se ha sumado el ganador de la edición anterior, Miguel Ángel de Lucas Bonilla.

Anterior artículoPuerto de Almería cultural en el V Centenario de la Vuelta al Mundo
Siguiente artículoMedPorts: Seminario sobre la gestión portuaria