Año 2022: rizando el rizo

José Miguel Masiques Jardí

Consejero Delegado del Grupo Masiques | Vicepresidente del Colegio de Agentes de Aduanas de Barcelona

Aquello que se esperaba y se deseaba allá por el inicio del 2021 se está cumpliendo a rajatabla: el inicio del ciclo expansivo de la economía está tirando fuertemente de la demanda. Y lo vemos cada día en la calle. Después de un periodo de casi congelación, la gente está recuperando las ganas de salir, gastar y, en definitiva, vivir. 

Y sin casi darnos cuenta, está aquí el año 2022! E inocentes nosotros pensábamos, justo un año atrás en el inicio del 2021, que el 2022 sería el fin de nuestros quebraderos de cabeza. Que superando el año, tendríamos controlado el Covid, se estabilizarían todos los parámetros y se nos presentaría un nuevo año 2022 placentero y provechoso. ¡Pobres de nosotros! 

Lo cierto es que pocos podíamos imaginar iniciar el año con las perspectivas con las que lo afrontamos. Y es que a las “incertidumbres”, más o menos previstas, como la pandemia y el proceso de vacunación, se han añadido ciertas cuestiones coyunturales indeseables e inesperadas, como la crisis de los semiconductores, los precios de las materias primas y la energía y las dificultades derivadas de la crisis de los contenedores y su impacto definitivo en las cadenas de suministro global.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Aquello que se esperaba y se deseaba allá por el inicio del 2021 se está cumpliendo a rajatabla: el inicio del ciclo expansivo de la economía está tirando fuertemente de la demanda. Y lo vemos cada día en la calle. Después de un periodo de casi congelación, la gente está recuperando las ganas de salir, gastar y, en definitiva, vivir. 

Sin duda, esta doble visión supone un reto para la economía y, en particular, para aquellos que nos encontramos en el sector logístico. Debemos continuar aprovisionando nuestra economía en un contexto donde, precisamente esta misma economía y sus circunstancias, nos dificultan nuestro trabajo de forma exponencial. Y es que la situación ha dado un vuelco de 180 grados; ahora la economía dominante es la de la ¡oferta!

Nada más ilustrativo de esta especial circunstancia que el nuevo posicionamiento adquirido por las navieras en cuanto a sus servicios de contenedores. Ahora son ellas quienes mandan. Y el efecto sobre los precios y la disponibilidad no deja lugar a dudas. Es el nuevo paradigma.

Debemos continuar aprovisionando nuestra economía en un contexto donde, precisamente esta misma economía y sus circunstancias, nos dificultan nuestro trabajo de forma exponencial. Y es que la situación ha dado un vuelco de 180 grados; ahora la economía dominante es la de la ¡oferta!

Y en este nuevo paradigma los profesionales de la logística vamos a tener que afrontar este año con la misma vocación de servicio y deseo de facilitación del comercio con el que nos hemos movido siempre. Y los retos van a ser apasionantes. No tengo duda alguna con nuestra habitual profesionalidad, esfuerzo y calidad, los superaremos todos. ¡Seguro!

¿Y por qué estoy tan seguro de ello? Pues porque conozco el sector. Sé de sus fortalezas. También sus debilidades. Y creo en él. ¡Y creo mucho! Y a los hechos me remito. Y no solo a los históricos, sino a los más inmediatos, los más cercanos. Los de estos dos últimos años, por ejemplo. Los del Covid.

¿Quién hubiese imaginado que el sector hubiese absorbido con éxito situaciones como las originadas por los efectos mundiales de la pandemia? ¿Quién creería que con confinamientos masivos de la población, cierres de múltiples negocios y una crisis sanitaria mundial los bienes y servicios movidos a través del globo no iban a sufrir un desabastecimiento generalizado? ¿Y si además se añaden factores inesperados como el bloqueo del Canal de Suez, inevitables como el del Brexit o más locales como el temporal Filomena?

Para José Miguel Masiques Jardí, las navieras son ahora las que mandan, y el efecto sobre los precios y la disponibilidad no deja lugar a dudas

Pues todo ello superado y con un éxito más que destacable, así que ahora no será menos con los retos que tenemos que afrontar. 

Desde un punto de vista más local, y centrándonos en la operativa en España, cabe destacar a nuestros esfuerzos en continuar con la operativa habitual durante este último período de dificultades sobrevenidas. La capacidad de adaptación del sector a las especiales circunstancias vividas es destacable y admirable. Sirva como ejemplo ilustrativo la seguridad y adaptabilidad que ha tenido todo el sector en todo lo relativo a los trámites aduaneros. 

Destacable el sector privado en su respuesta gracias a la alta capacidad de sus profesionales, asegurando una correcta operativa de presentación de declaraciones y sobresaliente la Administración pública en la figura de la Aduana española, adaptando todos sus procesos a una operación 100% virtual. Era ya por todos conocido el alto grado de informatización de la Administración aduanera en España, pero admirable ha sido la rápida y ágil respuesta a las especiales circunstancias de confinamientos y acceso físico limitado. ¡Excelente el sector aduanero en su totalidad!

La importante labor de los Colegios de Agentes de Aduana y el Consejo General

Como vicepresidente del Colegio de Agentes de Aduanas de Barcelona, me gustaría destacar de este año 2021 la excelente labor realizada por el Consejo y, en particular, por su presidente Antonio Llobet, en todo lo referente a la tramitación de la Ley antifraude en el Congreso. No era baladí el impacto que suponía para todos los agentes de aduanas y representantes aduaneros en general, el inicial redactado de la Ley y lo lesivo de sus consecuencias. Extraordinario por tanto lo conseguido en sus modificaciones y redactado final, salvaguardando los intereses de nuestro colectivo que no dejan de ser, al fin y al cabo, los intereses de todos aquellos actores implicados en la cadena de comercio internacional de este país. 

Lo conseguido nos interpela a seguir empujando y buscando la mejora de nuestras condiciones profesionales y, por ello, nuestro siguiente paso debe ser la búsqueda de algo tan necesario como sorprendente su ausencia: la aprobación de una Ley aduanera en España que englobe toda la operativa de nuestra profesión confiriéndole una merecida seguridad jurídica al extrapolar con detalle y exactitud todos los aspectos de su legislación; el Código Aduanero Común (CAU). La alternativa a esta Ley aduanera seria crear un capítulo en la Ley general tributaria que en esencia, cubriese todo lo anteriormente mencionado.

Empresas Masiques ante el reto del Covid y la perspectiva del año 2022

Finalmente, y como consejero delegado del Grupo Masiques, no puedo dejar pasar la oportunidad de alabar y agradecer a todo el equipo humano que formamos esta gran familia el enorme esfuerzo y dedicación que todos y cada uno de sus miembros ha demostrado en estos últimos tiempos.

Lo cierto es que puedo afirmar con orgullo y satisfacción que entre todos hemos podido superar con éxito destacable esta etapa difícil de la historia del grupo y salir más reforzados y unidos que nunca. Los resultados han sido más que satisfactorios porque, sobre todo, no hemos dejado a nadie atrás. Todo lo contrario, pues hemos podido ampliar la familia de Masiques con nuevas e ilusionantes incorporaciones que nos permiten afrontar el año 2022 con unas excelentes perspectivas de futuro.

Nos va a tocar seguir remando y rizando el rizo de las dificultades…. pero no dudo de nuestro éxito. ¡Seguro!