APM Terminals Castellón y transportistas acuerdan implantar un sistema de reserva con cita previa

El acuerdo permitirá el pago de indemnizaciones por paralización a aquellos transportistas que puntualmente permanezcan más de un tiempo determinado en la terminal

Dentro de los acuerdos alcanzados entre la terminal APM del puerto de Castellón y Astraport para reestablecer el servicio de transporte terrestre, el operador y los transportistas han pactado la implantación de un sistema de reserva con cita previa que permitirá adecuar los recursos de la terminal a la afluencia de camiones. Esta medida ha sido la clave principal para la desconvocatoria de los paros que llevaban a cabo el sector del transporte desde hace un mes en las instalaciones para contenedores del recinto castellonense.

Según un comunicado de APM Terminals Castellón, “este sistema de garantía de servicio establece una serie de obligaciones y derechos a las partes y, una vez en marcha, permitirá el pago de indemnizaciones por paralización a aquellos transportistas que puntualmente permanezcan más de un tiempo determinado en la terminal”.

APM Terminals Castellón registró durante el mes de junio el acceso de un total de 4.523 camiones con una media de tiempo de servicio de 23,8 minutos. “Un excelente indicador que apenas ha superado los 30 minutos de estancia media de los vehículos en la terminal en dos jornadas entre enero y junio, periodo previo al inicio del paro de los transportistas”, aseguran desde APM.

La dirección de APM Terminals Castellón quiere agradecer “su participación a todas las partes implicadas en la negociación y mostrar su satisfacción por la consecución final de un acuerdo con la asociación de transportistas, Astraport, que permitirá normalizar la situación en el puerto, continuar trabajando en su desarrollo y en el mantenimiento de las líneas”, concluye el comunicado de la empresa estibadora.

Anterior artículoEl puerto de Castellón logra el mejor julio de su historia en graneles sólidos
Siguiente artículoEl puerto de Cartagena optimiza las instalaciones de graneles líquidos ante el incremento de tráfico