APPORTT guiará la transición energética del puerto de Tarragona

El puerto de Tarragona quiere ser pionero en la transición energética y la descarbonización a partir de transformaciones como la implementación de energías renovables.

Marc Roca, gerente de APPORTT (Agrupación para la Promoción del Puerto de Tarragona), explica en una entrevista concedida a El Canal algunas de las iniciativas y objetivos que tiene tanto APPORTT como la Autoridad Portuaria de Tarragona (APT).

Así es, de hecho, se utiliza APPORTT como herramienta para liderar la transición energética del puerto, pero también es un medio que utiliza la presidencia de la APT para apoyar esta transformación a través de mi figura.

Ahora soy gerente, pero ya hace unos años que colaboro con el puerto de Tarragona y ya había compartido proyectos que venían ligados a esta implantación de renovables y estas inquietudes que tenemos por el cambio climático. La transición energética hacia las renovables es imprescindible para que se pueda parar como mínimo; sabemos que para revertir el cambio climático harán falta otras actuaciones,

¿Se está reduciendo la huella de carbono con energías renovables?

Se está reduciendo, lo que pasa es que aquí hay dos o tres factores imprescindibles, no solo el hecho de la implantación de renovables, como la instalación de placas y acompañar a las empresas y crear las sinergias aquí en el puerto para colaborar en la implantación. Esta implementación la queremos tener finalizada ya, pero tenemos que ser conscientes que hay unos trámites administrativos, como por ejemplo si queremos incluir unos eólicos se tiene que hacer un estudio de viento y ver si nos concede unos resultados óptimos. Todo esto sigue un proceso más largo del que nosotros querríamos, aun así, precisamente con los eólicos, estamos en el punto en que los estudios solicitados han dado unos resultados que pueden desembocar en el interés de ciertas empresas.

Lo que nos encontramos es que el resultado anual de la generación de renovables a través de eólicos en el puerto de Tarragona es equivalente a la instalación de fotovoltaica. Me parece que son 1.500 horas anuales de generación que son las mismas que tendríamos con fotovoltaica, entonces la inversión necesaria viene a ser de un millón de euros por cada megabyte instalado.

Estos trámites desde el estudio previo hasta la instalación final de eólicos, ¿cuánto pueden durar?

Desde que se empieza hasta que los molinos eólicos están instalados, son dos años. Por nosotros en seis meses los querríamos tener ya listos, pero todo esto supone una importante inversión económica de dinero y en el presupuesto del puerto hay una parte muy importante para la implantación de las renovables, pero no para todo lo que se presente. Por otro lado, paralelamente, una de mis inquietudes y, de hecho, responsabilidades, es buscar inversores tanto públicos o privados. 

Marc Roca, gerente de APPORTT
Marc Roca, gerente de APPORTT

“La comunidad energética como tal por ahora no está creada, todavía estamos en proceso. Nos hemos encontrado algunas problemáticas, pero tenemos claro que esta comunidad tiene que gestionar e impulsar todos estos proyectos de energía renovable”, asegura Marc Roca

Como motor para la transformación energética y la descarbonización del puerto de Tarragona se ha creado una comunidad energética y se ha aliado con compañías como L’Energètica, ¿nos puede explicar este proceso?

De hecho, la comunidad energética como tal por el momento no está creada. Todavía estamos en proceso, porque nos hemos encontrado que el puerto tiene peculiaridades, es decir, lo que puede servir para la creación de una red cerrada o una comunidad energética en un polígono industrial, no se puede aplicar aquí en el puerto de Tarragona.

A pesar de estas problemáticas, lo que tenemos claro es que vamos hacia la creación de esta comunidad energética que tiene que gestionar e impulsar todos estos proyectos de energía renovable. De hecho, tiene que hacer de factor multiplicador para ir presionando y que todo esto llegue a buen puerto y, a pesar de que APPORTT lidera, como dije al principio, aquí lideramos todos.

Como ha comentado, APPORTT no es el único que lidera estos proyectos. ¿Qué empresas y administraciones están vinculadas al puerto de Tarragona para desarrollar esta transición energética? 

De hecho, aparte de la implantación de renovables y del proyecto de descarbonización del puerto, todo va asociado a una concepción de cómo tiene que funcionar, porque también tiene que haber una parte social y crear un ambiente propicio en el puerto que también, de alguna manera, sea captador de proyectos relacionados con la descarbonización y con todo lo que afecta a la economía azul.

Por este motivo contactamos con la empresa pública de energía catalana L’Energètica, porque ellos también están interesados en que su compañía vaya cogiendo cierto músculo y que esté junto a proyectos como el que nosotros planteamos aquí. También hemos captado a la Vall de l’Hidrogen de Catalunya, y junto con ellos y L’Energètica se está creando todo este ambiente de captación de proyectos y de personas que no hubieran tenido en cuenta el hecho de que se pueden desarrollar en el entorno del puerto de Tarragona iniciativas alrededor del hidrógeno y con un punto de vista de almacenamiento de energía. 

¿Y han encontrado alguna solución posible aparte del hidrógeno?

La prioridad siempre tiene que ser la electrificación, es la manera más eficiente, a pesar de que encontramos el hidrógeno, por un lado, o las baterías en un formato más grande. De hecho, en el planteamiento de los eólicos del puerto de Tarragona salió la posibilidad de asociarlo a una solución de baterías.

Por otro lado, se ha llegado a asegurar que el puerto de Tarragona “puede convertirse en un hub del hidrógeno a nivel mediterráneo”, ¿tiene posibilidades?

A nadie se le escapa que el puerto de Tarragona tiene relación directa con la petroquímica del territorio. Los proyectos con el hidrógeno y los relacionados con la industria petroquímica son muy importantes y sabemos que todo lo que son combustibles de origen fósil irán disminuyendo, pero de alguna manera tenemos que empezar a sustituirlos por combustibles como el hidrógeno.

Por lo tanto, sabemos que hay empresas y proyectos que ven el puerto de Tarragona como un buen lugar para descargar y almacenar hidrógeno para, posteriormente, distribuirlo. Y por eso, creemos que en los próximos años y teniendo la Vall de l’Hidrogen se verán proyectos relacionados con el hidrógeno que harán que el puerto de Tarragona sea un hub de referencia en relación a este combustible. Aun así, no lo podemos asegurar, puesto que una cosa es lo que se quiere y lo que se espera y otra lo que realmente es.

APPORTT también da impulso a la innovación y la creación de empresas de economía azul, ¿qué proyectos tienen en relación a este ámbito?

De hecho, habrá una presentación del Blue Innovation Port, pero esta iniciativa la gestiona StartSud Studio. De alguna manera sí que se vincula a APPORTT, pero StartSud Studio tiene su proyecto relacionado con la economía azul a través de startups. Todo acaba de empezar y, aunque deseamos que tenga éxito, puesto que es una de las patas del proyecto, todo es muy incipiente. Esperamos que durante los próximos meses evolucione.

A parte de los proyectos comentados, ¿hay más en marcha?

Aparte de lo que he comentado, desde presidencia y el puerto de Tarragona queremos ver ya resultados de una manera palpable. Tenemos muchas esperanzas en este 2024, creemos que todo el trabajo que se ha llevado a cabo hasta ahora se tiene que empezar a transformar en proyectos concretos.

También una inquietud que tenemos es la captación de capital privado que necesitamos para poder implementar todos estos proyectos de los que hemos hablado. Por otro lado, también se aumentará el personal que se dedica a estar siguiendo estos proyectos de transición energética a través de la creación de una oficina de transición energética portuaria. También comentar que, ahora mismo, en el puerto tenemos instalados 250 mil bytes de energía fotovoltaica y, en los siguientes meses, llegaremos al mega en placas solares y al final del año ya habrá varios megas en funcionamiento.

Por último, puesto que hemos empezado el año, ¿hay proyectos en mente para este 2024 aparte de los mencionados?

Aparte del despliegue de renovables, queremos que esté en funcionamiento este año la comunidad energética, la cual gestione y se encargue de este autoconsumo y estas compensaciones de energía que genere el puerto.

En definitiva, después de esta entrevista con el gerente de APPORTT, el puerto de Tarragona se encuentra inmerso en una gran transición energética, la cual tiene prevista ver claros avances durante este 2024. La implantación de energías renovables o la creación de la comunidad energética son algunos de los proyectos que se están llevando a cabo, además de la captación de organizaciones y empresas como lo son L’Energètica o la Vall de l’Hidrogen de Catalunya.