Armas Trasmediterránea renueva Consejo de Administración

El Grupo Armas Trasmediterránea ha formalizado ante notario la reescritura de cierre de su reestructuración y los últimos acuerdos societarios. Entre las medidas, la junta de accionistas ha designado a los miembros del Consejo de Administración, que han celebrado su primera sesión y han distribuido los cargos. Así, el nuevo presidente del Consejo de Administración será Sergio Vélez.

El que fuera consejero delegado del grupo hasta la llegada de Kent Hagbarth el pasado mes de octubre, presidirá el Consejo de Administración tras una reconocida trayectoria profesional. Vélez es responsable de FTI Consulting para el Sur de Europa y director general interino del Grupo Celsa. Kent Hagbarth, por su parte, se incorpora también a este órgano de gobierno en calidad de consejero delegado. 

“Estamos especialmente satisfechos de los avances logrados este último año. Hemos completado el saneamiento de la compañía con la reestructuración financiera; se han implementado las mejoras operativas; se ha vuelto a la senda de resultados positivos, y contamos con un Consejo de Administración de primer nivel que va a fortalecer nuestro gobierno corporativo”, ha destacado Sergio Vélez en un comunicado. 

Se suman al consejo Diego Perdones, vinculado a Maersk como consejero delegado en Francia, Iberia y Magreb, y CEO de C2X, filial de Maersk y productora de metanol verde. También se unen Konstantin Sajonia-Coburgo, banquero vinculado a Barclays y Rothschild, y actual consejero de AON, Pelayo y Laboratorios RNB, y Javier Pérez de Leza, experto en la industria de la restauración y la distribución vinculado a empresas como Metro, Costco, Walmart, Forus y Viandas

La reestructuración financiera forma parte de un plan de la empresa que incluye una reducción de la deuda, homologada por el Juzgado de lo Mercantil Nº 3 de Las Palmas de Gran Canaria. El pasado 21 de diciembre, se acordó una reducción de la deuda existente (que ascendía a 483 millones de euros) a través de una capitalización que la dejaba en 193 millones de euros. 

Ello va acompañado de un proceso de mejora del servicio y disponibilidad para el cliente, una consolidación de sus estrategias para Canarias y la península, una optimización y renovación de la flota en las rutas Canarias-Estrecho, y una mejora de las operaciones a través del incremento de la eficiencia, tal y como comunica el grupo.