La deuda de Armas Trasmediterránea quedará en 193 M€

Grupo Armas Trasmediterránea ha anunciado este viernes la homologación de su plan de reestructuración por parte del Juzgado de lo Mercantil Nº 3 de Las Palmas de Gran Canaria. La resolución judicial, dictada en el día 21 de diciembre, consolida un paso fundamental en los esfuerzos de la compañía por fortalecer su posición financiera y asegurar su sostenibilidad a largo plazo.

El plan de reestructuración, desarrollado en colaboración con acreedores y accionistas, permitirá al Grupo Armas Trasmediterránea “contar con un balance saneado y posicionar a la organización para el crecimiento futuro”, según un comunicado de la compañía. Además, “la homologación del plan por parte del tribunal refrenda la validez de un enfoque basado en el consenso para hacer frente a las difíciles circunstancias financieras y subraya el compromiso de preservar el valor para todas las partes implicadas”, añade Grupo Armas Trasmediterránea.

El plan homologado por el juzgado incluye una reducción de la deuda existente (de 483 millones de euros) a través de una capitalización de esta que la deja en 193 millones de euros, y una prórroga del vencimiento hasta diciembre del 2026, junto con una condonación de una gran parte de la deuda financiera no garantizada, lo que resultará en un balance saneado. Estas medidas tienen por objeto mejorar la eficacia operativa, la competitividad y la salud financiera general del grupo.

«Esta sentencia judicial marca un hito importante en nuestro camino hacia la estabilidad financiera y el éxito a largo plazo», ha declarado Kent Hagbarth, consejero delegado del Grupo Armas Trasmediterranea. «Agradecemos el apoyo y la colaboración de nuestras partes interesadas durante este difícil período. Con el plan de reestructuración aprobado, confiamos en nuestra capacidad para navegar por el camino que tenemos por delante y emerger como una organización más fuerte y resistente”.