Arranca el segundo tramo de la obra en la N-121-A

La conversión de una de las arterias viarias de conexión con Francia y Europa, la N-121-A, en una carretera 2+1 de mayor capacidad avanza con la adjudicación de las obras del segundo tramo a lo largo de 12 nuevos kilómetros por un montante de 10,8 millones de euros. La primera fase de la obra comenzó el pasado mes de febrero y también se ha dado un impulso a las expropiaciones necesarias para acometer el tercer tramo. Cabe recordar que por ésta vía circulan diariamente en torno a 10.000 vehículos, de los que 2.800 son pesados.

El tramo abarca desde la travesía de Olave (p.k. 10+500) hasta la intersección de Lantz (p.k. 22+500) e incluye la renovación de los accesos a Etulain y Lantz, de la actual intersección a Zandio–Osacain, la variante de Endériz-Óstiz y afectará a la variante de Burutain y su salida hasta Etulain, que tendrá un nuevo acceso.También se construirá un nuevo acceso a la localidad de Lantz.

Cabe recordar que la N-121-A es una vía estratégica y por ella transitan a diario más de 9.500 vehículos, de los que aproximadamente un 25% (más de 2.500 al día) son camiones, que utilizan dicha carretera para acceder a la frontera de Irún. La remodelación de esta carretera para convertirá en una vía 2+1 está presupuestada en 70 millones de euros.

Anterior artículoRenfe Mercancías evitó en el 2020 la emisión a la atmósfera de 850.000 toneladas de CO2
Siguiente artículoDelta Ebre Port apuesta por el turismo de proximidad en las rutas de chárteres náuticos