El Mar Rojo preocupa a los Capitanes de la Marina Mercante

La situación de guerra de baja intensidad en el Mar Rojo y el Golfo de Adén no mejora y la amenaza a la gente de mar se ha convertido en un quebradero de cabeza para navieras, aseguradoras y distintos colectivos relacionados con el transporte marítimo.

En este contexto, la Confederación Europea de las Asociaciones de Capitanes (CESMA), ha exigido a la Comisión Europea la extensión de la declaración de Zona de Guerra a todas las áreas afectadas por los ataques a los barcos que navegan en el Mar Rojo y Golfo de Adén.

La declaración de Zona de guerra además de cubrir con más realismo las pólizas de seguros de los tripulantes hace posible, en aquellos contratos o convenios que lo especifiquen, que sea voluntario atravesar las distintas zonas de conflicto.

La preocupación comercial, pero sobre todo humana, ante los ataques con drones o misiles que sufren los buques es creciente y requiere medidas que cubran lo mejor posible a los barcos y a sus tripulantes.

Pérdida de vidas humanas

Hasta la fecha, los marinos han sufrido 3 pérdidas de vidas, además de 4 heridos, 3 de ellos en estado crítico. La gente de mar también sufre daños psicológicos que deben de tenerse en cuenta con inmediatez, según la Confederation of European Shipmasters’ Associations, CESMA.

El hecho de diferenciar las áreas del Mar Rojo y del Golfo de Adén afectadas, en Zonas de Guerra o de Alto Riesgo es un paso atrás para los derechos de los marinos, ya que las condiciones de las pólizas de seguros son absolutamente distintas entre las dos opciones.

Mientras tanto, se ha demostrado que el límite diferencial de 12 millas instaurado para esta diferenciación no corresponde a las distancias de la costa en la que son atacados los buques.

El bienestar de los tripulantes y el deseo de atraer a jóvenes marinos europeos ha sido durante los últimos años la punta de lanza en la política marítima europea y por ello la Comisión Europea no puede fallar en apoyar a los que hoy sufren estos ataques.

La Asociación Vizcaína de Capitanes de la Marina Mercante (AVCCMM) como miembro de CESMA hace pública esta petición con el fin de que también los Gobiernos de Euskadi y España se dirijan a la Comisión Europea con el fin de impulsar la demanda que se ha realizado mientras se trabaja de verdad en poner punto y final a la guerra que genera esta situación.