Nuevo avance en la Terminal ferroviaria de mercancías Madrid-Vicálvaro

La remodelación integral de la terminal de mercancías Madrid-Vicálvaro ha recibido un nuevo empujón con la adjudicación por parte del Mitma de la subfase 1.C, por un importe de 32,4 millones de euros. A este respecto, recordar que la terminal de Madrid-Vicálvaro se ubica en un punto estratégico del mapa logístico de España ya que articula la red de distribución de mercancías y sirve de conexión entre los corredores Mediterráneo y Atlántico, lo que le otorga un gran potencial.

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha adjudicado, a través de Adif, la tercera fase del proyecto que consiste en la creación de una nueva zona intermodal que estará preparada para tratar trenes de 740 metros, con una capacidad de manipulación de 150.000 UTI/año y de almacenamiento bajo pórtico de 2.500 TEU.

En esta fase se ejecutará un haz intermodal de cuatro vías pasantes con las cabeceras, tanto al norte como al sur. En esa zona, se incluye una losa de hormigón destinada a la regulación y almacenamiento de Unidades de Transporte Intermodal (UTI), gestionada con tres grúas pórtico automatizadas (A-RMG), que realizarán las labores de la manipulación de UTI en las actividades de carga/descarga de tren a camión y de almacenamiento de éstos. Tal y como publicamos, el suministro de esta maquinaria ya se ha contratado por un montante de 18,7 millones de euros.

Una inversión superior a los 300 millones de euros

Con este contrato, Adif avanza en la remodelación integral de la terminal de Madrid-Vicálvaro, un proyecto al que destinará más de 300 millones de euros, para responder a las tendencias en la gestión de terminales de mercancías.

Tras las actuaciones de la fase 1.A, ya finalizadas, donde se han completado cuatro nuevas vías para la recepción y expedición de trenes de 740 metros y un nuevo enclavamiento electrónico en el haz técnico sur de la terminal ferroviaria, la fase 1.B se encuentra en ejecución.

Esta primera etapa incluye el edificio técnico de gestión y la fase 1.D, que contempla la construcción de 6 vías, así como la prolongación de 8 en la instalación técnica sur, con longitud para el tratamiento de trenes de 740 metros. Con la finalización de la fase 1, el nodo logístico dispondrá de 18 vías para el tratamiento de trenes de 740 metros.