Baiona se implica en el avance de la Ecología Industrial Territorial

André Garreta

Presidente de la CCIBPB, gestora del puerto de Baiona

Los beneficios económicos, sociales y medioambientales de la Ecología Industrial Territorial de Nueva Aquitania favorecen la competitividad empresarial y el atractivo territorial.

La Cámara de Comercio e Industria de Baiona País Vasco (CCIBPB), gestora del puerto de Baiona por cuenta del Consejo Regional de Nueva Aquitania, se ha involucrado de forma indiscutible en el avance de la aplicación de las nuevas tecnologías y el desarrollo de la economía circular. De esta forma, el pasado 2019 la CCIBPB se alzó como ganador de la primera convocatoria de la Ecología Industrial Territorial de Nueva Aquitania (EITNA), cuyo congreso se celebró en la ciudad gala de La Rochelle. 

El proyecto ganador ha sido desarrollado, a pesar de las dificultades derivadas de la pandemia de la Covid-19, a lo largo del pasado año con una primera fase que ha consistido en la identificación de los recursos y necesidades de los industriales que se agrupan -o se pueden agrupar- en el hinterland ampliado del puerto de Baiona. En concreto los trabajos se han realizado sobre los pilares de materiales/recursos, energía, servicios, logística y movilidad, generando en torno a ellos entidades de agrupaciones con una importante presencia de fabricantes locales. Esta primera fase ya ha sido validada en la reunión sectorial técnica entre las partes.

Engranaje eco-industrial

En marcha la segunda fase

Una vez identificadas las necesidades, ha dado comienzo la segunda fase en la que se establecen la bases para la dinamización e implementación de las sinergias identificadas entre los participantes. En este contexto, se planea establecer y dirigir los grupos de trabajo, llevar a cabo las primeras acciones simples y madurar las operaciones más complejas para obtener un vector de acceso. En este proceso, además de los industriales y empresas radicadas en el puerto de Baiona, se han implicado con su participación otros sectores concernidos, como pueden ser las autoridades locales, la Administración o los proveedores de servicios. Para llevar a cabo estas iniciativas, la EITNA cuenta con el apoyo financiero de la Agencia Francesa de Transición Ecológica (ADEME) y el propio Consejo Regional de Nueva Aquitania.  

La convocatoria EITNA debe permitir el despliegue de proyectos, de un enfoque colectivo y sostenible que conduzca, a través de la inversión voluntaria, a la realización de operaciones que conduzcan a la creación y fomento de sinergias de flujos industriales y la adaptación de los procesos industriales en base al intercambio o utilización común de determinados flujos o servicios, como puede ser el transporte, la logística o la recuperación y reutilización de materiales. También incluye la puesta en común y uso colectivo de equipos e infraestructuras terrenos y espacios, producción de calor, reutilización del agua, uso compartido de vehículos, etc., mediante enfoques de cooperación sostenible entre actores de sectores diversificados.

Además, el proyecto trata de favorecer la creación de actividades intermedias que permitan completar los eslabones que faltan en el ecosistema industrial local entre una actividad emisora, por un lado, y una actividad consumidora, por otro. También la creación de nuevos procesos de recuperación de materiales a través de la investigación y la experimentación, la reducción de residuos o las tecnologías.

Esquema de valorización de residuos

Agri’Vrac convoca su cuarta edición presencial los días 30/09 y 1/10 del 2021.

Esta convocatoria de proyectos EITNA debe permitir demostrar los beneficios económicos, sociales y ambientales de un enfoque de Ecología Industrial y Territorial y capitalizar la retroalimentación para facilitar el apoyo de otros actores o grupos de actores en un enfoque similar. De esta forma se pretenden lograr algunos objetivos como consolidar la dinámica existente y permitir que los líderes de proyectos que ya participan en un enfoque de la Ecología Industrial Territorial (EIT) desarrollen sus inversiones y acciones y consoliden sus resultados medioambientales, además de iniciar y apoyar a nuevos líderes de proyectos en un enfoque en este campo.

Enfoque práctico y local

La EITNA se basa en un enfoque pragmático que considera que “a una escala geográfica determinada” -dentro de Nueva Aquitania-, y cualquiera que sea su sector de actividad, “todos podemos reducir su impacto ambiental”, tratando de optimizar y/o potenciar los flujos (materiales, energías, personas…) que utilizamos y generamos.

Por lo tanto, la EIT se basa en el estudio de la naturaleza, el origen y el destino de los flujos para identificar y desarrollar sinergias industriales, iniciar la puesta en común de medios y servicios, el reparto de infraestructuras. La ecología industrial y territorial puede incluso contribuir a la aparición de actividades intermedias entre emisores y consumidores. Concretamente, así es como sus residuos y coproductos pueden convertirse en una materia prima en otra actividad, o su energía puede provenir del calor residual de una actividad cercana.

Por lo tanto, los beneficios económicos, sociales y medioambientales del EIT están en juego, tanto para las empresas (competitividad) como para las autoridades locales (atractivo territorial).

Cuarta edición presencial de Agri’Vrac en el puerto de Baiona

Anglet, Espace del Océan, lugar de celebración de Agri’Vrac

El consejo rector de la Jornada Agroalimentaria y Bolsa de Cereales del puerto de Baiona, Agri’Vrac, ha decidido que la cuarta edición del evento se celebrará de forma presencial, una vez sopesado el avance en la lucha contra la pandemia y las nuevas regulaciones sanitarias. Si en las convocatorias del 2017, 2018 y 2019 fueron más de 300 los profesionales convocados, en esta ocasión los promotores de Agri’Vrac priman aún más la calidad del encuentro sobre la cantidad de participantes, favoreciendo un clima de trabajo en red en un ambiente cordial, distendido, en el que la renombrada gastronomía vasca juega su papel de reclamo.

Así, el evento más importante de sector agroalimentario del Suroeste francés se celebrará los próximos 30 de septiembre y 1 de octubre, optando por un encuentro “cara a cara” donde saludar amigos, negociar precios y valorar condiciones en un ambiente distendido. Serán, de nuevo, dos jornadas en la que los profesionales del sector cerealístico, agroalimentario y de su logística asociada se darán cita en Anglet, un emplazamiento de lujo en la costa vascofrancesa. De esta forma se demuestra la vitalidad de uno de los principales sectores económicos de la Euro Región, en un marco excepcional y un ambiente a la vez festivo y profesional, típico de la zona. 

Atendiendo a la excepcionalidad de la situación, tanto el puerto de Baiona como la CCIBPB continúan dando soporte tanto a sponsors como a expositores y colaboradores, manteniendo los compromisos adquiridos de cara a la próxima convocatoria presencial y mantendrán los espacios expositivos ya contratados. La cita comenzará con una presentación de un proyecto solidario que llevarán adelante los alumnos de la Escuela Profesional de la Logística. Se trata de un recorrido de más de 6.000 kilómetros -entre Biarritz y Marrakech- a bordo de un vehículo singular el Renault 4L, transportando material de ayuda humanitaria para la ONG “Niños del Desierto”. 

El encuentro continuará con un cóctel-cena, apto para el trabajo en red entre instituciones, operadores, compradores y proveedores de productos y servicios relacionados con el cereal y su logística. Los participantes se reencontrarán al día siguiente en un desayuno de trabajo antes de pasar a la sesión en la que se presentarán los stands de los expositores y se dará comienzo a la feria propiamente dicha y la bolsa de cereales. Agri’Vrac finalizará con una comida en formato cóctel para maximizar el ambiente de trabajo en red y negocios. 

Digitalizacion en Canal