La patronal vasca augura riesgos económicos para el 2024

Es tiempo de balances y la Confederación Empresarial Vasca (Confebask), entidad que agrupa a tres organizaciones patronales territoriales Cebek (Bizkaia), SEA (Álava) y Adegi (Gipuzkoa), ha realizado el suyo propio para 2024 en Euskadi.

En resumen, prevé para el año próximo un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) en el entorno del 1,6%, similar al de 2023, y con unos primeros meses con un crecimiento muy plano, una previsión sujeta a la existencia de numerosos riesgos, de tal forma que en función de cómo evolucionen, el crecimiento final podría oscilar en una horquilla entre el 1,1% y el 2,1%.

Previsiones de crecimiento de Confebask para Europa para el 2024

El balance del año y las perspectivas han sido ofrecidas por la presidenta de Confebask, Tamara Yagüe; el director general, Eduardo Aretxaga; y el responsable de economía, Pablo Martín. En línea con las previsiones de Cámarabilbao, señalan desde Confebask que Euskadi crecerá un 1,6% en 2023, en línea con lo estimado hace un año, con un incremento lastrado por la inflación, el aumento de los tipos de interés, la debilidad de los principales clientes de la economía vasca y el bajo crecimiento del comercio mundial.

Estos son también los retos para el año 2024 en el que, además, se observa una inquietud creciente por el incremento de conflictos bélicos e inciden en la preocupación por la gestión de los fondos “next generation”, tal y como se expresó la semana pasada en una comparecencia junto al Gobierno Vasco. Así, Tamara Yagüe apuntó que “el calendario avanza” y que “no podemos permitirnos perder un euro de inversiónen la transformación del tejido productivo.  

Los datos del desempleo descienden hasta el 7%

En lo referido al empleo, desde Confebask se afirma que el mercado laboral vasco cierra con nuevo récord de ocupación, así como con una nueva bajada del paro. La estimación contempla 15.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social y un descenso de la tasa de paro de medio punto, hasta el 8% a finales de este año. Para el próximo prevé de nuevo una creación neta de empleo, con unas 13.000 personas más afiliadas a la Seguridad Social, lo que supondrá un nuevo récord de afiliación, y una bajada de la tasa del paro hasta el 7%.

En el lado de los retos para el 2024, desde Confebask señalan que “habrá que seguir conviviendo con un escenario de bajo crecimiento e inflación y tipos de interés elevados”. Por el lado empresarial, será prioritaria una gestión eficiente capaz de generar los recursos suficientes para invertirlos y poder seguir el ritmo de las transiciones en curso, como mejor garantía para alcanzar una competitividad y viabilidad a medio y largo plazo.

Confebask mantiene la preocupación por el fuerte crecimiento de los costes, la dificultad para encontrar personal cualificado, la reducción de la rentabilidad, y el encarecimiento de la financiación.