El puerto de Algeciras ofrece su fortaleza estratégica ante la crisis del Mar Rojo

El presidente del puerto de Algeciras, Gerardo Landaluce, ha hecho balance este martes de los datos provisionales del 2023.

Landaluce ha mencionado los retos más urgentes a los que se enfrenta el sector marítimo, entre los que ha destacado la crisis del Mar Rojo.

En este sentido, y ante el desvío de rutas marítimas para evitar cruzar el estrecho de Bab-al-Mandeb, y, en consecuencia, el Canal de Suez, ha ofrecido el puerto de Algeciras como entrada Occidental al Mediterráneo de los buques que llegan desde el Cabo de Buena Esperanza.

“Conflictos regionales, conflictos globales”

De forma inmediata, el conflicto en el Mar Rojo ha afectado a la normalidad de los tráficos a nivel internacional, y aunque comenzó como un conflicto regional, “tiene consecuencias imprevisibles”.

Gerardo Landaluce ha destacado que, de momento, el puerto de Algeciras funciona con normalidad, aunque comienzan a haber “a pesar de algunos retrasos en los últimos compases del año debido a los desvíos de buques a través del Cabo de Buena Esperanza”, aunque están llegando “con normalidad”.

No obstante, ha reconocido que, así como el comercio internacional “funciona como un reloj”, cuando estalla un conflicto “de esta envergadura, se produce distorsión en la cadena logística y de suministro”, con las navieras, los operadores logísticos y los puertos como principales damnificados.

Y otra consecuencia más, como ha apuntado, “es la subida de fletes” de hasta más del doble en rutas como la ruta Asia (China, más concretamente) con el Norte de Europa. “Son sobrecostes que, al final, pagamos todos como consumidores”, ha lamentado.

G. Landaluce: “Cuando el Mediterráneo Oriental se cierra, nos queda la puerta del Mediterráneo Occidental, que es la nuestra, y esa fortaleza que tenemos la debemos poner en valor”

El Canal de Suez es el primer eslabón de la cadena que sufre las consecuencias de los desvíos de buques hacia el Cabo de Buena Esperanza, ya que acoge aproximadamente el 15% del tráfico mundial, especialmente para la conexión Asia-Europa. “Cuando el Mediterráneo Oriental se cierra, nos queda la puerta del Mediterráneo Occidental, que es la nuestra, y esa fortaleza que tenemos la debemos poner en valor”, ha incidido.

En este sentido, Landaluce ha recordado que el recinto andaluz ya ha superado con éxito varias crisis similares, como la del “Ever Given” o la pandemia, y ha trasladado que “Algeciras está preparado, así como sus terminales”, reafirmando la importancia de la ubicación geográfica del recinto andaluz como “activo estratégico”.

Por ello, ha señalado como importante la mejora de la conectividad terrestre a través del ferrocarril y la carretera, así como la marítima, para escalar posiciones como dársena competitiva a nivel internacional.

El ETS, un tema pendiente

Y más ahora, con la entrada en vigor del Emission Trading System (ETS) y sus implicaciones en puertos como el de Algeciras, que compite directamente con el de Tanger-Med. “Nos jugamos muchísimo en conectividad marítima; los puertos mediterráneos dedicados al transbordo reclamamos de forma unánime a Bruselas la incoherencia del ETS tal como está planteada, y también, que se mejore su aplicación”, ha pedido.

Landaluce, como ha destacado en otras ocasiones, ha recordado el riesgo de “perder competitividad a causa de los desvíos de tráficos en los puertos europeos”.

El presidente del puerto de Algeciras ha señalado que este primer año de entrada en vigor del ETS será un periodo para “continuar trabajando con Puertos del Estado y el resto de puertos europeos en la corrección de esta normativa lesiva para los intereses de los puertos europeos”.

“Los puertos no somos el problema, sino parte de la solución al reto climático”

Asimismo, aunque Landaluce ha sido una de las figuras más críticas con la forma en cómo se ha aplicado el ETS, ha recordado que “no estamos en contra de la entrada en vigor, sino que pedimos una correcta entrada en vigor de la medida”.

Ha subrayado que “todos apoyamos el Green Deal europeo, y el puerto de Algeciras es el mejor embajador del impulso a la implementación de la transición energética: los puertos no somos el problema, sino parte de la solución”, ha sentenciado.

De todos modos, aunque ha señalado su compromiso con los pactos verdes, ha recalcado que “no podemos caer en la incongruencia de establecer una normativa que no proteja los intereses de los puertos ni del medio ambiente”. Es un factor que se ha mencionado en otras ocasiones: el desvío de rutas a puertos donde no se aplica el ETS puede producir una fuga de carbono hacia otras zonas y, por lo tanto, que las emisiones se concentren en recintos extracomunitarios.

El PCF de Algeciras cierra el 2023 “con normalidad”

Gerardo Landaluce también ha mostrado satisfacción por el funcionamiento del Puesto de Control Fronterizo (PCF) del puerto de Algeciras. “Lo hemos notado en la campaña de Navidad, donde se han incrementado las inspecciones en un 26%”, ha detallado, subrayando que “ha pasado de ser un elemento que estaba lastrando la competitividad del puerto de Algeciras, convirtiéndose en un Talón de Aquiles, a ser un elemento neutro”.

“El PCF ha pasado de ser un elemento que estaba lastrando la competitividad del puerto de Algeciras, convirtiéndose en un Talón de Aquiles, a ser un elemento neutro”

Ahora, busca convertirlo en un factor “competitivo y una fortaleza”. Landaluce ha destacado medidas implementadas como la preevaluación documental de los expedientes antes de la llegada a puerto de la mercancía contenerizada, “para que los deberes estén hechos una vez que el buque haya escalado en puerto”; la deslocalización de los expedientes a otros PCFs, y el refuerzo de la plantilla de inspectores.

El presidente del puerto de Algeciras ha acentuado que, durante el 2024, se reclamará disponer de una plataforma digital eficiente para integrar todas las tareas implicadas en la gestión del PCF. También se solicitará que se permita la transferencia de expedientes entre los propios inspectores de un PCF, y facilitar la tramitación de expedientes en los cambios de turno.

De igual forma, ha destacado la transformación del módulo Port Community System, “lo que permitirá mayor agilidad en la gestión de expedientes, transparencia, trazabilidad y comunicación entre los inspectores y operadores”, y que ya ha avanzado que entrará en funcionamiento en el primer trimestre del 2024.

Asimismo, trabajan en otras herramientas como el servicio de coordinación de solicitudes de inspección y la ampliación del PCF. “Estamos trabajando en dotarnos de 18 puertas adicionales a las 12 existentes para la inspección de productos de origen vegetal; el proyecto está finalizado, y estamos en proceso de obtención de las autorizaciones de los ministerios competentes”, ha avanzado.

El puerto de Algeciras cierra el 2023 con un beneficio neto de 17,8 millones de euros

Balance del 2023 para el puerto de Algeciras

Gerardo Landaluce, además de señalar los retos a los que se enfrenta el sector portuario, ha hecho balance de los datos provisionales del puerto de Algeciras. En este sentido, la dársena cierra el 2023 con la previsión de superar los 16,3 millones de euros en beneficio neto después de impuestos alcanzados en el 2022, en concreto, alcanzando los 17,8 millones de euros, con un endeudamiento 0.

El tráfico total del puerto de Algeciras refleja una bajada del 2,3%, aunque el tráfico de contenedores se mantiene estable

En tráficos, se extrapola el descenso que han experimentado el resto de puertos españoles. De este modo, se refleja una bajada del 2,3% para los tráficos del 2023, con 104,7 millones de toneladas, con una bajada “destacada” de los graneles sólidos y graneles líquidos, aunque la mercancía general se mantiene en valores “similares” a los del año anterior.

La mercancía contenerizada del puerto cierra con 4,7 millones de teus movidos, un 0,7 inferior al año anterior, un leve descenso que relaciona con el coletazo que ha dejado el conflicto en el Mar Rojo al balance final.