Baltimore suspende el tráfico marítimo hasta nuevo aviso

El derrumbe del puente de Baltimore tras la colisión del portacontenedores Dali bloquea el flujo comercial de uno de los principales puertos estadounidenses

El portacontenedores Dali, propiedad de Grace Ocean Pte Ltd y fletado por Maersk, partía del puerto de Baltimore cuando chocó la noche del lunes al martes contra uno de los pilares del puente Francis Scott Key, de 2,57 km de largo.

Con el derrumbe parcial del puente más importante de la ciudad, se bloquea el flujo marítimo con uno de los principales recintos portuarios de Estados Unidos, y el primero del país en tráfico de vehículos. 

Según ha comunicado el puerto de Baltimore en sus redes sociales, “el tráfico marítimo desde y hacia el puerto de Baltimore está suspendido hasta nueva orden”, aunque avisan de que la actividad dentro de sus instalaciones “no está detenida”.

No obstante, con el bloqueo del puerto de Baltimore, ubicado en la Bahía de Chesapeake, la actividad portuaria con el exterior del recinto norteamericano depende en gran parte de las labores de rescate y la retirada de los escombros. 

Y es que el puerto de Baltimore movió el año pasado 52,3 millones de toneladas de mercancías por un valor de 80.000 millones de dólares, estableciendo un nuevo récord. En el segmento que sí lidera el puerto de Baltimore es en el de los vehículos.

En concreto, movió 847.158 vehículos y camionetas ligeras el año pasado, “más que ningún otro puerto de los Estados Unidos en los últimos 13 años”, según datos de la Maryland Port Administration. 

Estado de emergencia y labores de rescate

Con el derrumbe del puente tras la colisión del portacontenedores, de 300 metros de eslora, 48 de manga y una capacidad para transportar 10.000 teus, los esfuerzos se centran en retirar los escombros y rescatar a posibles víctimas.

En este sentido, el alcalde de la ciudad, Brandon M. Scott, y el gobernador de Maryland, Wes Moore, han anunciado la declaración del estado de emergencia en la ciudad de Baltimore y el Estado de Maryland

Los servicios de emergencia buscan ahora posibles víctimas que hayan podido precipitarse al río Patapsco, y tratan de esclarecer las causas del siniestro.

El jefe del departamento de bomberos de Baltimore, James Wallace, ha trasladado en una rueda de prensa la mañana de este martes que siguen buscando a “al menos siete personas”, aunque ha advertido que la información puede cambiar a medida que pasen las horas. En el cierre de este diario, ya se han podido rescatar a dos personas con vida del agua.

El momento del impacto, en imágenes