Basque Green Deal, el modelo medioambiental vasco por tierra mar y aire

Euskadi se ha sumado al Pacto Verde Europeo y ha propuesto su propia hoja de ruta para lograr un futuro más sostenible, dando, a su vez, salida a la crisis sin dejar a nadie atrás. En el evento de presentación han participado el lehendakari Iñigo Urkullu, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, y la directora adjunta de DG Clima de la Comisión Europea, Clara de la Torre, y se han presentado, además, los datos de la encuesta realizada por el Gabinete de Prospección Sociológica sobre Cambio Climático y Transición Energética.

Según la consejera Tapia, “el modelo medioambiental vasco se llevará adelante por tierra, mar y aire” a través de su estrategia integrada: el Basque Green Deal (BGD) recoge los objetivos de reducción de emisiones y de generación de energía renovable, pero no se limita a esos ámbitos, ya que nace como modelo económico con la industria y la tecnología como principales palancas, por lo que ciencia, tecnología, economía circular, industria, transición energética o la propia cadena de la alimentación se alinean con un mismo objetivo: el desarrollo justo y sostenible.

El calendario verde de la economía vasca

Este modelo competitivo de futuro va a requerir un nuevo contexto normativo para lo que el Gobierno Vasco trabaja ya en una nueva Ley de transición energética y cambio climático alineada con las directivas e indicadores europeos. La Ley se erige como la herramienta que permitirá avanzar en los objetivos de reducción de emisiones, de generación de energía renovable, y estará inspirada en el principio de neutralidad tecnológica.

Cinco líneas de trabajo

Entre las 5 líneas de trabajo, alineadas con los grandes principios de Pacto Verde Europeo, se puede destacar la ligada a la Movilidad sostenible, que entre sus principios de actuación se apoya en la Estrategia vasca del Hidrógeno, el Energy Intelligence Center, la Gigafactoria Basquevolt, el centro de electromovilidad Mubil y el Plan Renove de automoción, dotado con 5 millones de euros hasta mediados de año.

Las otras cuatro líneas son la apuesta por las energías renovables, Industria sostenible, la protección de la biodiversidad y reducción de la contaminación, y, finalmente, el programa de alimentación “del campo a la mesa”.

Intervención de Clara de la Torre (DG Clima Comisión Europea)

Para llevar a cabo todas estas iniciativas la colaboración interinstitucional será fundamental, así como el apoyo de los agentes privados; por eso ya se han definido múltiples citas para estos próximos meses. Serán encuentros de carácter institucional y empresarial en los que se reafirmará el compromiso de cada uno de los agentes, mediante el Pacto de Alcaldías; la renovación del compromiso Udalsarea 2030, Red Vasca de Municipios hacia la Sostenibilidad; el Basque Ecodesing Centre y Metodología para reducir la huella de carbono; y el desarrollo de programas energéticos cono Ekiola, Ekian o Ekienea.

También se trabajarán diferentes acciones de formación, sensibilización y divulgación en la feria Bioterra, Ficoba (Irún), las actividades en la Green Week europea y la organización y apoyo de más de 20 actividades en los Cursos de Verano de la UPV. Todas estas iniciativas serán importantes hitos en la ruta que llevará a Euskadi a la COP de Glasgow en la 26 edición de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Anterior artículoCatalunya establece el protocolo para el retorno de los cruceros en verano
Siguiente artículoFrancisco Javier Malaver, nuevo director general de Moldstock