BCL analiza las tendencias de protección en entornos logísticos

La comisión de seguridad logística de Barcelona-Catalunya Centre Logístic (BCL), con la colaboración de Securitas y ZAL Port, organizó una sesión que, bajo el título “Innovaciones y tendencias en la protección de las personas y los riesgos industriales”, sirvió para analizar las nuevas soluciones tecnológicas que ofrece el mercado para asegurar la protección de las personas en entornos logísticos.

En la sesión, que tuvo lugar en el auditorio CILSA ZALPort, fue inaugurada por el director general del BCL, Santiago Bassols, y Andrés Sancho, gerente Segmento Transporte de Securitas. Ambos hicieron hincapié en que las empresas del sector de la logística, el transporte y el almacenaje requieren implementar múltiples medidas de seguridad, tanto en sus instalaciones y sistemas informáticos como, y más importante todavía, para la protección de las personas que trabajan en estos entornos.

El primero en intervenir fue el responsable de PRL, Calidad y Medio Ambiente de Securitas, Juan Antonio Madurga, para hablar de la prevención de los riesgos laborales en el sector logístico, que pueden aparecer tanto en las actividades dentro de un almacén, como en el transporte e, incluso, en el uso de las nuevas tecnologías. En todos estos ámbitos, los accidentes pueden ser frecuentes y, también, llegar a ser graves.

En el caso de las actividades en el almacén, el personal puede golearse o chocar con objetos inmóviles, o bien lesionarse en el momento de manipular o apilar las mercancías. Pero, dado que en el almacén también hay maquinaria en movimiento, los trabajadores pueden sufrir algún tipo de atropello, caída o atrapamiento, así como golpes o choques con objetos móviles, sin descartar la posibilidad de algún accidente de tráfico entre carretillas, por ejemplo. Por esta razón, es importante establecer medidas preventivas orientadas a la formación y a la concienciación, indicó Juan Antonio Madurga.

Respecto a los riesgos laborales asociados al transporte, el responsable de PRL de Securitas hizo hincapié en las medidas preventivas que deben aplicarse. Así, en caso de accidentes de tráfico, es conveniente ejercer un control de los tiempos de conducción del personal; si se trata de posibles choques con vehículos cuando éstos realizan maniobras, lo ideal sería disponer de sistemas de geolocalización; y, si el trabajador está muchas horas en una postura estática, debería implantarse una mejora de los elementos ergonómicos en el vehículo.

Asimismo, la aparición de nuevas tecnologías puede ir asociada a nuevos riesgos laborales en el sector logístico, dado que el personal que, por ejemplo, debe trabajar con drones o robots, puede también sufrir algún tipo de accidente.

Para terminar, Juan Antonio Madurga se refirió a los nuevos riesgos que han aparecido en este y otros sectores y que están asociados a los riesgos ergonómicos (malas posturas ante el ordenador), riesgos psicosociales (estrés, depresión, etc.) y riesgos relacionados con la obsolescencia tecnológica (falta de formación en informática, por ejemplo).

En este sentido, indicó que es importante que las empresas pongan especial atención en la prevención de todos estos tipos de riesgos laborales y que establezcan de forma prioritaria todas aquellas medidas que contribuyan a evitarlos y minimizarlos.

La sesión finalizó con la ponencia de Carlos Carrasco, director de Seguridad y Medio Ambiente de la ZAL Port, que explicó con detalle todas las medidas de seguridad y prevención de riesgos, así como el compromiso con la salud de las personas que se aplican en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL Port).

Carlos Carrasco hizo hincapié en la combinación de personal de seguridad con las nuevas tecnologías para garantizar la seguridad operativa, industrial y de las personas. Los sistemas de aviso masivo o los sistemas de control de accesos son algunas de estas tecnologías que, junto con el personal debidamente formado, garantizan la seguridad de clientes y usuarios de la ZAL Port, un espacio seguro tanto para las personas que trabajan allí como para las empresas y sus mercancías.

En la ZAL Port se aplican sistemas de seguridad operativa (vigilantes de seguridad, vehículos, cámaras CCTV, entre otros), de seguridad Industrial (sistemas contraincendios, simulacros, teléfonos de emergencia) y de seguridad Laboral, que incluye la gestión de la ZAL Port según la ley de riesgos laborales y la coordinación de Actividades Empresariales (CAE) entre la ZAL Port, sus clientes y las empresas de servicios.