Paso firme de BCL para impulsar comunidades energéticas en la logística

Durante el Comité Ejecutivo de Barcelona-Catalunya Centre Logístic (BCL) se abordó el Plan de Acción para este 2023, y se aprobó la creación de la Oficina de Impulso de Comunidades Energéticas en el Sector Logístico, con el objetivo de impulsar la innovación y la participación en energías renovables, eficiencia energética o movilidad eléctrica del sector.

Todo ello, impulsado desde la economía social y con el fin de lograr un mayor compromiso medioambiental para cumplir con los ODS de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, ya que la logística verde se está afianzando como la verdadera alternativa de futuro.

Asimismo, se procedió también a la aprobación de la sesión anterior, como fue tratar la estrategia del International Economic Forum in Logistics – IESE 2023, además de recordar la celebración del 30º aniversario del BCL en 2024.

Cambios en el Comité Ejecutivo con el objetivo de la mejora competitiva del sistema logístico en Catalunya

Desde noviembre del 2022, el Comité Ejecutivo de BCL está presidido por Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, y al frente de las tres vicepresidencias están Pau Solanilla, comisionado de promoción de ciudad del Ayuntamiento de Barcelona; Lluís Salvadó, presidente del Port de Barcelona, e Isaac Albert, presidente de Cimalsa.

Entre los objetivos por los que trabaja el Barcelona-Catalunya Centre Logístic se encuentran la búsqueda una mejora competitiva del sistema logístico en Catalunya y el impulso de un sistema logístico equilibrado entre el desarrollo económico, el ambiental y el social.

El BCL da soporte a la implantación de nuevos modelos productivos, especialmente a aquellos relacionados con la Industria 4.0, además de apoyar modelos de inversión público-privados que estén orientados a la creación de nuevos puestos de trabajo en condiciones socialmente sostenibles.

El BCL impulsa las comunidades energéticas

En este sentido, el presidente del BCL, Pere Navarro afirmó que “BCL sigue siendo un instrumento muy potente gracias a la relación público-privada en el sector de la logística”, y añadió que “con la creación de la Oficina de Impulso de Comunidades Energéticas en el Sector Logístico podremos adoptar medidas que ayuden al tejido industrial y empresarial de Catalunya a formar parte de la nueva industria 4.0, que aboga por unas actividades eminentemente sostenibles con el entorno”.

Por último, Navarro destacó que “el puerto de Barcelona y el Consorci de la Zona Franca de Barcelona tienen una perfecta sintonía para aunar esfuerzos y lograr así estos objetivos”.