Bilbao acoge la presentación de la Guía de la Innovación en el País Vasco

El Museo Guggenheim Bilbao ha sido el lugar elegido para la presentación de la decimosexta edición de la “Guía de la Innovación del País Vasco”, donde se llevó a cabo un análisis sobre la innovación disruptiva. En el acto participaron Arantxa Tapia, consejera Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco; Manuel Salaverria y Leire Bilbao, presidente y directora general de la Agencia Vasca de la Innovación, Innobasque, con la presentación de Roberto Urkitza, consejero delegado-director de Estrategia Empresarial.

Mesa de innovación

La segunda parte del encuentro, al que asistieron alrededor de doscientas invitados del sector empresarial vasco, consistió en una mesa redonda entre Ibone Rodríguez de Pablo, CEO de Zunibal; Juan Tomás Hernani, CEO de Satlantis, y Marian Ibarrondo, directora de Investigación e Innovación Sanitarias del Gobierno Vasco. En el diálogo estos tres representantes de empresas y organismos innovadores, analizaron las principales dificultades para poder realizar innovaciones disruptivas en Euskadi. Además, estos tres expertos ofrecieron su visión de la realidad de la aportación de la innovación en Euskadi y de su situación en materia de I+D.

Así, por parte de Manuel Salaverria se puso en valor el ecosistema vasco de innovación, en el que el entorno público y privado cran un “caldo de cultivo para la innovación” apoyado por “una estrategia de país” que deviene del Plan vasco de Innovación. Según Salaverría “somos lo que somos producto de lo que hemos sido” y mostró su preocupación por que la UE se enfrenta al reto de la pérdida de “posición referente” como un entorno innovador disruptivo frente a otros países y este es un reto que debe ser asumido por Euskadi.

La mesa redonda de expertos señaló el cúmulo de interrogantes que depara el futuro, pero todos ellos coincidieron en la escasez generalizada de personal formado en innovación. Se apuntaron varias soluciones, que solas o en conjunto, pueden hacer mejorar la penuria de talento. Así se propuso la adopción del método alemán de universidad, con formación dual acentuada, que acerque las empresas a las aulas.

Participantes en la presentación. Foto Innovasque

Escasez de talento innovador

De otro lado, se plasmó la necesidad de la creación de procesos de formación, aulas de expertise, en las propias empresas para formar a sus futuros profesionales. Como último recurso, se habló de la importación de talento desde otros puntos del mundo, una migración pactada y aprobada por empresas y administración. En este punto existe una rigidez oficial a la hora de adquirir talento foráneo, pero también entre en el juego la competencia de otros países, sitiados más al norte, que ofrecen mejores salarios y condiciones. “Debemos jugar nuestras bazas”, señaló Juan Tomás Hernani, “de calidad de vida” frente a entornos humanos menos amables, aunque mejor remunerados.

En la clausura del acto, la directora general de Innobasque, Leire Bilbao, explicó “tenemos que llevar a cabo una innovación abierta, apostar por la innovación disruptiva”. Pero para poder hacerlo “debemos contar con ecosistemas complejos, trabajando en colaboración, con una potente Red de Ciencia, Tecnología e Innovación, que aportan valor”.

Mesa de debate, con Marian Ibarrondo, Roberto Urkitza Juan Tomás Hernani e Ibone Rodríguez de Pablo

Por su parte, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, incidió en que los importante no es innovar o incorporar tecnología, “sino tener un objetivo, el para qué. Cada empresa tiene que analizar lo que necesita y aplicar los instrumentos adecuados”.  Además, remarcó que las empresas se han dado cuenta de que la innovación y la tecnología “son la clave para superar” situaciones de incertidumbre como las actuales.

Animó a mantener la “ambición de ser más competitivos” no solo en tecnología, sino aplicado a campos más sociológicos y “más relacionados con las personas”.