Blue-Up se inicia con 11 proyectos de economía azul

El Ayuntamiento de Barcelona, ​​a través de Barcelona Activa, ha lanzado un programa específico para start-ups “azules” y sostenibles con el objetivo de hacer crecer sus proyectos.

El Ayuntamiento de Barcelona, ​​a través de Barcelona Activa, en colaboración con el puerto de Barcelona y Costa Cruceros, ha lanzado la primera edición del Blue-Up. Un programa que acoge y asesora a 11 proyectos del sector ‘azul’ que quiere desarrollar y validar sus modelos de negocio. El Ayuntamiento de Barcelona, ​​dentro de su estrategia de hacer crecer la economía azul en la ciudad, quiere potenciar programas empresariales de la economía azul que son capaces de crear puestos de trabajo y dar dinamismo a la actividad marítima de la ciudad.

Tras seminarios y pruebas intensivas, los 11 proyectos fueron seleccionados y comenzaron el programa a bordo del “Costa Smeralda”, uno de los cuatro barcos de gas natural licuado (GNL) con los que el Grupo Costa fue pionero en esta tecnología a nivel mundial.

El programa ha arrancado con acciones con inversores dentro del crucero “Costa Smeralda”, uno de los cuatro barcos de gas natural licuado con los que el Grupo Costa ha sido pionero en esta tecnología a nivel mundial.

El concejal de Turismo e Industrias Creatives, Xavier Marcé ha señalado que proyectos como éste se alinean perfectamente con la Estrategia de Impulso a la Economía Azul por qué apoyan “una economía marítima sostenible en la ciudad y fomentan el emprendimiento, la innovación, el talento y el empleo vinculado con el mar”. Marcé ha apuntado que «la economía azul ha venido para quedarse», y «sería un error no aprovechar su enorme potencial», ha señalado que la próxima celebración de la Copa América comportará una enorme transformación de la ciudad, con la vocación de que ésta “vaya más allá de un mero aprovechamiento económico”. Ha argumentado también, «la importancia de educar a los ciudadanos en el entorno de la economía azul».

En este sentido, ha añadido que hay que apostar por implementar «elementos de innovación pedagógica para ir a las escuelas y hacer entender que hablar de economía azul es hablar de una manera de entender el planeta mucho más razonable, sostenible y racional».

La vicepresidenta de Relaciones Corporativas y Sostenibilidad de Costa Cruceros, Rossella Carrara, ha afirmado que «la sostenibilidad es un elemento transversal e integrado en todo lo que hacemos en Costa. Nuestra estrategia tiene el objetivo de apoyar la transformación de nuestro ecosistema hacia un desarrollo más sostenible de la economía azul, fomentando la investigación y desarrollo y acelerando las soluciones innovadoras de las start-ups y el mundo académico”.

El puerto de Barcelona, ​​que tiene en la sostenibilidad y la innovación los ejes de su IV Plan Estratégico 2021-2025, está acogiendo programas que facilitan el desarrollo de nuevos proyectos de economía azul. En este sentido, el jefe de Innovación del Puerto de Barcelona, ​​Carlos Rua, ha explicado que el puerto «está poniendo en marcha iniciativas como el Plan de Innovación del Puerto de Barcelona, ​​o el futuro Blue Tech Port, que tienen el objetivo de atraer a proyectos que potencian la innovación y la digitalización del ecosistema logístico y portuario de Barcelona”.

Los 11 proyectos:

  • Toroi Marine
  • Softwarine (Seven to six)
  • Keep Boat Afloat
  • Meditmin
  • Noster
  • SOS Bag
  • 3D Puerto
  • Sup2Go
  • Blue Jobs
  • Big Blue
  • Share Your Board


Los proyectos recibirán todos los recursos necesarios mediante formación, networking, tutorías y mentorías a medida, con Barcelona Activa, y los socios del programa UPC, Clúster Náutico y Seasteainable Ventures. Después de tres meses, una de estas start-ups recibirá el premio a la start-up más sostenible, con una dotación de 10.000 euros que otorga Costa Cruceros; mientras que otra start-up recibirá el premio a la más innovadora, también dotado con 10.000 euros, otorgado por el port de Barcelona.

El programa Blue-Up ha sido construido y diseñado en colaboración público-privada, y es parte de la estrategia que Barcelona lleva a cabo para impulsar una economía marítima sostenible en la ciudad. Asimismo, pretende potenciar el emprendimiento, la innovación, el talento y el empleo vinculado con el mar.