Ana Conesa: «Convertir los residuos en recursos es parte esencial del ADN de Tradebe»

Durante la mesa redonda de BNEW, titulada «Consumo sostenible y economía circular», se ha analizado este lunes la implantación del modelo de producción sostenible y cómo implica un cambio de perspectiva para las personas y las empresas a la hora de abordar cuestiones como la falta de recursos, el impacto medioambiental, la creación de valor o el empleo.

Para Ana Conesa, Product Manager de Marpol de Tradebe, la producción sostenible, así como el diseño de los productos a la hora de fabricarlos, además de pensar en cómo se pueden reciclar, es de vital importancia: «De nada sirve crear un producto de máxima calidad si al final de su vida útil no se puede reciclar», ha señalado. En este sentido, ha recordado que «es importante pensar en toda la cadena, empezando por el diseño, ya que así será más fácil que nuestras empresas puedan resolver nuevas problemáticas».

Tradebe, empresa que ofrece servicios medioambientales desde el año 1984, gestiona de forma sostenible todo tipo de pasivos medioambientales, creando nuevas materias primas y energías. Además, da servicio a multitud de industrias, desde la petroquímica, la aeroespacial o la hospitalaria. Asimismo, otro de los campos donde tienen mayor presencia es en el sector portuario, estando actualmente en hasta ocho puertos españoles, entre ellos el de Barcelona.

Ana Conesa ha indicado que Tradebe ofrece al sector marítimo «un lugar donde dejar sus residuos y donde se garantiza que todos ellos serán reciclados, al igual que el combustible». «Tradebe está al final de la cadena de valor de todas las industrias, lo que nos hace tener los ojos bien abiertos» y su objetivo, ha dicho, «es convertir los residuos en recursos, lo que forma parte esencial de nuestro ADN».

En este sentido, Conesa ha recordado «que la normativa internacional ha cambiado, lo que hace que se presione enormemente a los buques». «Los que trabajamos en el mar sabemos lo que hacemos. Queremos que el mar esté impecable. El planeta es uno solo y tenemos que conservarlo al máximo», ha concluido.