Brittany Ferries retoma la normalidad tras la crisis sanitaria 

La emergencia sanitaria derivada de la afección del Covid-19, agravada por la negativa influencia del Brexit, han golpeado la actividad de la naviera Brittany Ferries a lo largo de los dos últimos años. Las restricciones a la movilidad de personas han supuesto que en los años 2020 y 2021 el número de viajeros ha sufrido un importante descenso que han lastrado tanto las escalas de buques como los números de la naviera. De otra parte, la congestión en la cadena de suministros ha favorecido la carga de contenedores del grupo CMA CGM, ahora accionista de la naviera bretona, desde puertos franceses y españoles. 

El buque “Salamanca” en el puerto de Roscoff

Con la llegada de la temporada de verano, a partir de finales del mes de marzo, la naviera bretona retoma la normalidad y pone a toda su flota a navegar, reabriendo todas las rutas. Según el CEO de Brittany Ferries, Christophe Mathieu, «estamos encantados de confirmar nuestros horarios para la temporada de verano, que aportan un renovado optimismo a nuestro personal, a nuestros clientes y a nuestros socios portuarios». Destaca Mathieu la puesta en marcha del primero de sus buques propulsado por GNL, el “Salamanca”, y el regreso del buque “Bretagne”, un clásico de los mares, y del “Barfleur”, un ferry que ha permanecido amarrado desde el inicio de la crisis sanitaria.

Nuevos hitos

Uno de los hitos más importantes de Brittany Ferries para la próxima temporada es la entrada en funcionamiento del “Salamanca” el primero de los cuatro buques propulsado por GNL, un “símbolo de nuestro compromiso con nuestros clientes, con nuestras rutas y con un futuro más sostenible” según Christophe Mathieu. El buque hará su viaje inaugural desde Portsmouth al puerto de Bilbao el 27 de marzo y, además de conectar España con Reino Unido, realizará una rotación semanal entre Portsmouth y Cherburgo, en Francia. Este puerto se reactiva con las conexiones del “Barfleur” que vuelve a navegar en su ruta habitual a partir del próximo 4 de abril.

El “Pont-Aven” en el puerto de Santander

Por otro lado, uno de los buques más populares de Brittany Ferries, el “Bretagne” vuelve al servicio después de casi 18 meses a partir del 26 de marzo cubriendo la ruta entre Portsmouth y St. Malo, mientras que el ferry “Armorique” retomará sus rotaciones diarias que conectan Plymouth con Roscoff, a partir del 28 de marzo. En lo referido a puertos españoles, el “Pont–Aven” conectará Plymouth con Roscoff y el puerto de Santander, aumentando esta última de una a dos rotaciones por semana a partir del 26 de marzo. El buque también servirá la línea entre Roscoff y Cork, en Irlanda. Desde la entrada en vigor del Brexit, Irlanda ha ido ganado importancia para Brittany Ferries y sus clientes de carga. Esto se ha reflejado en la apertura de rutas comerciales directas entre puertos como el de Le Havre (Francia) y Rosslare (Irlanda), con el buque “Cotentin” que realiza dos conexiones semanales en el servicio descrito como Brexit-by Pass”, o el que mantiene desde el puerto de Bilbao, que ha incrementado sus movimientos de carga no acompañada en un 70%, con 1.000 unidades de carga al mes.