Brittany Ferries incorpora a la ruta de Irlanda su buque más ecológico

El nuevo ferry “Salamanca” ha completado su primera travesía entre el puerto irlandés de Rosslare y el puerto de Bilbao. Este buque, el primero de la flota que navega con gas natural (GNL), partirá de Bilbao todos los jueves y domingos con destino a la isla verde.

Según Roberto Castilla, director de Brittany Ferries en España, el “Salamanca” se parece más a un crucero que un simple ferry, y gracias a ello “nuestros pasajeros pueden deleitarse en unas instalaciones diseñadas para disfrutar al máximo de la travesía”. La incorporación de este barco a la ruta con Irlanda ampliará y mejorará la oferta tanto para transporte de mercancías como pasajeros, ofreciendo a estos últimos una travesía mucho más confortable.

Christophe Mathieu y Ricardo Barkala
Christophe Mathieu y Ricardo Barkala.

Cabe recordar que el “Salamanca” dispone de 2,7 km lineales para vehículos, lo que se traduce en unos 150 camiones combinados con vehículos ligeros. Se trata de un buque de la clase E-Flexer, que dispone de 214,5 metros de eslora y 27,8 metros de manga, desplazando 41.716 toneladas. 

Buque sostenible

El “Salamanca” es el primer buque de GNL de la naviera francesa, un combustible más limpio, que gracias a su proceso de combustión más eficiente que la quema de combustibles fósiles tradicionales, reduce en un 20% las emisiones de dióxido de carbono. “Este paso representa una apuesta decidida en nuestro plan a largo plazo para conectar España e Irlanda, triplicando la capacidad de pasajeros en uno de los buques más grandes de la flota”, apunta Roberto Castilla.

El buque tiene una capacidad para 1.050 pasajeros, 343 cabinas, 37 de ellas, específicas para conductores de camiones. El aumento de la capacidad de pasajeros supondrá también un mayor número de turistas que llegarán a Euskadi. “Creemos que el puerto de Bilbao será un punto de entrada estratégico de numerosos turistas irlandeses”, según Castilla.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, Ricardo Barkala, ha destacado la estrecha relación con la naviera y la importante apuesta de la compañía por este enclave. “Tenemos- ha dicho- una excelente relación basada en la confianza y compartimos la misma visión sobre nuestro compromiso con el cliente y nuestra responsabilidad ante la ciudadanía y el medioambiente. La apuesta de Brittany por este puerto es para nosotros muy importante y hoy lo ha vuelto a demostrar con la mejora realizada en una línea para nosotros estratégica”. Barkala considera que, pese a ser una línea joven, que lleva dos años en funcionamiento, “es un servicio que ha ido ganando carga y pasajeros, y con este magnífico barco estamos convencidos de que atraeremos a más mercancía y a más turistas por vía marítima”.

Inversión en una flota más limpia

La renovación de la flota es uno de los pilares fundamentales de la recuperación de Brittany Ferries tras la crisis del Covid. El “Salamanca” es el primero de los cuatro nuevos buques propulsados por GNL que están por llegar a la compañía. El siguiente, será el “Santoña” que se unirá a la flota en 2023. Ambos buques prestarán servicio en las rutas de España – Inglaterra, el “Salamanca” realizando la ruta desde el puerto de Bilbao, y el “Santoña” desde el puerto de Santander.

Tras estos dos, Brittany Ferries pondrá en rotación dos nuevos buques híbridos de GNL que llegarán en 2024 y 2025. Estos barcos sustituirán a dos de los buques más antiguos de la flota de Brittany Ferries, el “Bretagne” y el “Normandie”, cubriendo las rutas entre Reino Unido y Francia y funcionarán según el mismo principio que un coche híbrido. En el mar se abastecerá de GNL. Pero también funcionará parcial o totalmente, durante las maniobras de atraque y salida, con baterías que se podrán recargar durante el atraque, así como alimentar sistemas como el aire acondicionado, la calefacción y la iluminación a bordo.