El buque “Salamanca” de Brittany Ferries llega a nuestro país

La travesía de posicionamiento del buque “Salamanca” va llegando a su final tras un viaje de más de un mes y 10.322 millas náuticas recorridas. El primer buque de Brittany Ferries impulsado por GNL ya se encuentra en nuestro país, donde ha realizado una escala técnica en el puerto de Cartagena para el repostaje de combustible. La operación de bunkering de 500 metros cúbicos de gas natural licuado, suministrado por Repsol a través de la planta de regasificación de Enagas, ha tenido lugar en el Frente E003 del muelle Príncipe Felipe. 

La llegada del “Salamanca” a su base en el puerto de Bilbao está prevista para el viernes tras haber realizado escalas en Singapur, Colombo y La Valletta, paradas programadas tienen como motivo abastecer al buque de agua dulce y provisiones, además de servir para el embarque de personal adicional de la tripulación de Brittany Ferries, que están aprovechando este viaje de entrega para familiarizarse con el buque y llevar a cabo una amplia formación antes de recibir a los pasajeros a bordo.

Los Astilleros de Santander (Astander), empresa que tiene una larga relación en el mantenimiento de los buques de Brittany Ferries, realizará los trabajos de preparación final del “Salamanca” antes de su primera singladura comercial, prevista entre el puerto de Bilbao y el de Portsmouth el próximo 27 de marzo.

El hub de GNL del puerto de Cartagena

La parada del “Salamanca” en el puerto de Cartagena obedece a la importante inversión para adaptar y ampliar el muelle Príncipe Felipe en la dársena de Escombreras para la carga de GNL –y también ganado vivo-, con un presupuesto de 9,7 millones de euros y que estará finalizada en unos meses. En los últimos años, el puerto de Cartagena ha incrementado el tráfico de gas natural licuado, superando cifras en 2021 con más de 2,6 millones de toneladas, un 14% más que en 2020. Tampoco es la primera vez que se realiza este tipo de operación y ya en marzo pasado se contabilizaba la decimocuarta recarga de GNL, primera que garantizó la compensación del total de las emisiones de CO2 asociadas al consumo de este gas.

La presidenta del puerto de Cartagena, Yolanda Muñoz, ha recordado que “nuestra posición geoestratégica nos sitúa como infraestructura clave para la carga de buques más eficientes y propulsados por GNL en una apuesta que iniciamos hace ya más de 10 años para apostar por un tráfico marítimo más eficiente y sostenible”.

El puerto de Cartagena se ha preparado para convertirse en hub para bunkering de GNL

En este sentido puntualiza que “nuestro objetivo es posicionarnos como centro logístico de gas natural licuado en Europa y reforzar la cadena de abastecimiento de GNL en el transporte marítimo, lo que incrementará nuestra competitividad, la de las empresas de la Región y en nuestro compromiso por ser un puerto más verde”.

Cabe recordar que el puerto de Cartagena apostó hace dos décadas, junto a Enagás y otras empresas para preparar las instalaciones portuarias para la descarga de combustibles más sostenibles como es el GNL. Es pionero en el bunkering de gas natural licuado, por el suministro realizado, junto con Repsol y Enagás, de GNL como combustible a un buque directamente desde una planta de regasificación. Esta operación está enmarcada en el proyecto europeo CORE LNGas Hive, cofinanciado por la Comisión Europea.

Un gigante verde

El “Salamanca” es un gigante de los mares con sus 42.000 toneladas de peso muerto. Cuenta con 215 metros de eslora y tiene espacio para 2,7 kilómetros de vehículos y 1.015 pasajeros en 341 camarotes con baño, incluidos algunos que admiten mascotas. Las instalaciones a bordo incluyen un restaurante, un bar de tapas, una tienda libre de impuestos, una cafetería, salas de juego para niños y amplias cubiertas de paseo al aire libre.

El buque llega a Europa a través del Canal de Suez por tratarse de la ruta marítima más corta entre el Océano Índico y Europa, lo que ha ahorrado al “Salamanca” y a su tripulación unos 10 días y 5.000 millas de navegación en comparación con la ruta hacia el sur, bordeando el continente africano.

Brittany Ferries anuncia para el año próximo un nuevo buque, gemelo de éste, el “Santoña” que también se incorporará al servicio entre España, Francia y Reino Unido. En 2024 y 2025 la naviera bretona incorporará otros dos buques propulsados por GNL que se incorporarán a otros servicios de Brittany Ferries.