El buque “Salamanca” finaliza su viaje en Bilbao, su puerto base

La travesía de posicionamiento del buque “Salamanca” ha llegado a su final tras un viaje de más de un mes y 10.322 millas náuticas recorridas. El primer buque de Brittany Ferries impulsado por GNL ya se encuentra en el puerto de Bilbao, el que será su puerto base. Antes de su llegada al puerto vizcaíno, el “Salamanca” ha realizado escalas técnicas en Singapur, Colombo, La Valeta y Cartagena.

La llegada del “Salamanca” a su base en el puerto de Bilbao es un atraque técnico, pues en breve partirá hacia los Astilleros de Santander (Astander), empresa que tiene una larga relación en el mantenimiento de los buques de Brittany Ferries. Allí recibirá los últimos retoques para su puesta a punto y preparación final antes de su primera singladura comercial, prevista entre el puerto de Bilbao y el de Portsmouth el próximo 27 de marzo. 

Con la previsión de poder atender el abastecimiento de combustible, gas natural licuado, la Autoridad Portuaria de Bilbao ha realizado obras de acondicionamiento en el atraque y la compañía Repsol construye una gasinera para el abastecimiento de GNL, una infraestructura que está prácticamente finalizada, según confirmó el presidente del puerto de Bilbao, Ricardo Barkala, en declaraciones a la prensa. Estos dos proyectos se suman al resto de iniciativas y mejoras que se están llevando a cabo en el puerto de Bilbao para ser un enclave más eficiente y sostenible, como la elaboración de un plan de transición energética que estará listo en el primer trimestre de este año.

Brittany-Ferries-Salamanca
El puerto de Bilbao ha recibido la primera escala técnica del “Salamanca”, buque propulsado por GNL

Un gigante verde

El “Salamanca” es un gigante de los mares con sus 42.000 toneladas de peso muerto. Cuenta con 215 metros de eslora y tiene espacio para 2,7 kilómetros de vehículos y 1.015 pasajeros, 1.100 personas incluyendo la tripulación, en 341 camarotes con baño, incluidos algunos que admiten mascotas. Las instalaciones a bordo incluyen un restaurante, un bar de tapas, una tienda libre de impuestos, una cafetería, salas de juego para niños y amplias cubiertas de paseo al aire libre.

El buque llega al puerto de Bilbao a través del Canal de Suez por tratarse de la ruta marítima más corta entre el Océano Índico y Europa, lo que ha ahorrado al “Salamanca” y a su tripulación unos 10 días y 5.000 millas de navegación en comparación con la ruta hacia el sur, bordeando el continente africano.

Brittany Ferries anuncia para el año próximo un nuevo buque, gemelo de éste, el “Santoña” que también se sumará al servicio entre España, Francia y Reino Unido. En 2024 y 2025 la naviera bretona incorporará otros dos buques propulsados por GNL que se incorporarán a otros servicios de Brittany Ferries.

Brittany Ferries venderá el “Cap Finistère” a GNV

Venta del “Cap Finistère”

Con la incorporación de esta nueva construcción a la flota de Brittany Ferries, la naviera debe deshacerse de algunas de sus unidades más antiguas. Así la naviera bretona ha confirmado que se encuentra en las etapas finales de negociación para la venta del ferry “Cap Finistère” a la naviera italiana GNV.

El “Cap Finistère” fue construido en 2001 y durante 10 años ha operado las rutas de Portsmouth a Santander y de Portsmouth a Bilbao. Con 204 metros de eslora y capacidad para el transporte de hasta 1.595 pasajeros y 110 remolques de carga, desde 2010 ha transportado, junto a los buques “Pont-Aven” y “Galicia” a miles de pasajeros y camiones a través del Golfo de Vizcaya.