ZLC revela las tendencias de consumo, demográfico y económico

La reorganización de la globalización, el boom de la economía digital y la transmisión de la sostenibilidad social a los proveedores destacan como protagonistas de los nuevos modelos

Zaragoza Logistics Center (ZLC), durante el reciente encuentro organizado por EurOMA, ha presentado los últimos avances del ambicioso proyecto europeo ReSChape, que promete redefinir la cadena de suministro para lograr un impacto social positivo.

En el evento, celebrado en Barcelona el 3 de julio, Alicia Martínez de Yuso, Project Manager de ZLC, acompañada por Freda Betto, Postdoctoral Researcher en el Consiglio Nazionale delle Ricerche (CNR), y Filipe Sarmento, Research Fellow en Cranfield University, compartieron algunos de los patrones sociales y económicos que están llamados a modelar la logística del futuro.

Tras poner sobre la mesa eventos recientes, como el conflicto israelí-palestino que están resultando en retrasos en los envíos, desabastecimientos y aumentos de precios, y ponderando la respuesta de los gobiernos cada vez más centrados en invertir en el reshoring local o dirigirlo hacia países amigos, el estudio económico presentado por ZLC señala dos megatendencias que el sector no debe perder de vista.

En primer lugar, el cambio en el comercio global. Se espera que las economías emergentes, especialmente en Asia, superen a las economías desarrolladas en términos de crecimiento, con tasas anuales del 2-3% entre el 2022 y el 2050.

Paralelamente, las exportaciones tendrán que seguir haciendo frente a los continuos desafíos que presenta la inversión internacional y la reorganización de la globalización, así como al incremento de costes que, en el caso específico del transporte, al igual que la inflación, afectará especialmente a pymes.

En segundo lugar, se encuentra la economía digital, que representará el 70% del nuevo valor creado en la próxima década y está revolucionando los modelos de negocio tradicionales, mejorando la visibilidad de la cadena de suministro y facilitando el comercio global.

«El desarrollo de proveedores no solo mejora el desempeño social y ambiental de la cadena de suministro, sino que también promueve condiciones laborales justas y seguras, y fortalece las comunidades locales”

En los próximos años seremos testigos del crecimiento de las plataformas digitales que facilitan las transacciones B2B, B2C y C2C como resultado del auge de la economía compartida y el aumento de los pagos digitales.

“Las Fintech no solo están transformando los servicios financieros, también están impulsando la eficiencia y reduciendo los costes operativos en la supply chain”, explica Martínez de Yuso. «Es esencial que las empresas comprendan y se adapten a estos cambios para mantener su competitividad en un entorno global cada vez más dinámico.»

Cadena de suministro y sostenibilidad social

Respecto a la dimensión social – abordada por el CNR y las universidades de Aston y Cranfield -, a través de un análisis de datos recopilados de 108 gerentes de adquisiciones, cadena de suministro y sostenibilidad en empresas manufactureras europeas, el proyecto ha demostrado cómo los requisitos de sostenibilidad social se transmiten a los proveedores de niveles inferiores.

El estudio identifica tres estrategias principales para mejorar en este sentido: el control directo (DC), la delegación a proveedores de primer nivel (FT) y la delegación a organizaciones de terceros (TP), siendo las dos primeras las preferidas por los encuestados.

Los progresos del proyecto ReSChape, impulsado por el Programa Horizonte Europa de la Comisión Europa, han visto la luz en el seno de EurOMA 2024

Sin embargo, matiza, existe una falta de conciencia y recursos para asegurar que estos puedan cumplir con los requisitos, lo que indica una necesidad de políticas y regulaciones más efectivas.

«El desarrollo de proveedores no solo mejora el desempeño social y ambiental de la cadena de suministro, sino que también promueve condiciones laborales justas y seguras, y fortalece las comunidades locales. Nuestro objetivo es asegurar que la sostenibilidad social sea una prioridad en cada eslabón de la cadena», concluye Filipe Sarmento.