Calma y expectación en la huelga de la estiba del puerto de Bilbao

La huelga de la estiba en el puerto de Bilbao ha continuado por vigésimo primer día en el puerto de Bilbao, pero con algunos matices reseñables. Las empresas de Bilboestiba, tal y como se comprometieron, han comenzado a contratar a los eventuales de la estiba para atender a los buques amarrados en los muelles. Por su parte, los trabajadores de la estiba, mientras cumplen sus horarios de paros intermitentes, han comenzado a trabajar los buques.

La esperanza de una solución dialogada se mantiene por la convocatoria de una reunión entre las partes, a realizar en la mañana del viernes. Las bases de negociación son bien conocidas y, a falta de un pronunciamiento que ya está tardando de la CNMV, se podrían arbitrar algunas medidas que lograsen la desconvocatoria de la huelga.

En Halloween, siempre es mejor “trato” que “truco”

Cabe recordar que aún quedan once días de paros selectivos (dos horas por turno de trabajo) que pueden acrecentar el grave daño que ya se ha causado a la imagen del puerto, a la empresas de la comunidad portuaria y a las empresas de todo tipo que mueven sus mercancías a través del puerto de Bilbao.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Ricardo Barkala, en un foro logístico ha declarado que “esta huelga no tiene un pase”, reafirmándose en su opinión de que el actual modelo de la estiba “no sirve”. También se ha mostrado preocupado, no por el puerto, sino por las empresas, por el tejido económico del hinterland y por los transportistas atrapados durante días. A 600 kilómetros, Valencia pone sus barbas a remojar.

Anterior artículoLos elegidos para el fondo Puertos 4.0 serán anunciados en enero
Siguiente artículoMercè Conesa: “El liderazgo es poner primero el proyecto por encima de ti”