Calsina Carré: 50 años entre Europa y el Magreb

La multinacional familiar de transporte Calsina Carré está participando por cuarta vez en la feria Transport Logistic en Múnich, con espacio propio dentro del stand del puerto de Barcelona.

“Esta feria durante unos días es el epicentro mundial de la logística y es muy positivo tener presencia aquí”, explica David Mallén, sales director de Calsina Carré, añadiendo que “siempre realizas muchos contactos afianzando clientes y proveedores y encontrando nuevos”.

Calsina Carré es una compañía con más de 50 años de experiencia, especializada en grupaje y carga completa, tanto con camión propio como intermodal, abarcando toda Europa y Marruecos, tanto export como import.

Flota de Calsina Carré

Disponen de una flota de más de 1.000 vehículos, con filiales en España, Rumanía, Holanda, Túnez y Marruecos, cuya central está en Pont de Molins (Girona), más de 800 trabajadores y cerca de 175.000 metros cuadrados disponibles para uso logístico.

Entre las diferentes estrategias de la compañía, está el desarrollo y consolidación de la división logística, con la adquisición de terrenos en Tánger y Túnez “para dar cobertura logística a nuestros clientes, sobre todo en el sector textil”, o la inversión de 25 millones de euros para un aparcamiento para 400 camiones en su sede de Pont de Molins.

Calsina Carré también tiene previsto crecer en rutas intermodales alrededor de Europa, en especial la conexión Francia – Inglaterra.