Cámaras y la Generalitat promueven la colaboración carretera-ferrocarril

En un acto, celebrado el 2 de diciembre, las Cámaras catalanas y la Generalitat promovieron la alianza entre el ferrocarril y la carretera para el transporte de mercancías. En este sentido, durante la jornada quedó patente también que se está rompiendo la mentalidad de camión y ferrocarril como competencia, y se está confirmando que la colaboración entre los dos modos es la clave del éxito.

El Comitè de Serveis Multimodals, impulsora de la jornada

El acto estaba organizado por el Comitè de Serveis Multimodals (CSM), una iniciativa impulsada desde los departamentos de Empresa i Treball y Territori de la Generalitat de Catalunya y con el apoyo técnico del Consell de Cambres de Catalunya que trabaja para ayudar a subir carga al tren a través de servicios multimodales. En este sentido, el tema que centró la jornada ‘’El momento del ferrocarril’’ trató de promover las empresas cargadoras y operadores el transporte multimodal de mercancías y sensibilizar sobre las ventajas del ferrocarril.

Imagen de la jornada
La jornada se desarrolló en la sede del Departament de Territori, en Barcelona, y contó con la participación de varias empresas

La sede del Departament de Territori acogió la jornada, donde también se escuchó el testigo de importantes empresas catalanas que han subido al tren como Freixenet, así como de representantes de empresas de transporte por carretera, las cuales representan el enlace entre la empresa cargadora y el operador ferroviario y transmiten a estos últimos las necesidades, en términos de frecuencia y versatilidad de servicios, de cara a una intermodalidad eficiente.

La conexión entre tren y carretera en el transporte de mercancías

Finalmente, y una de las conclusiones a las que se llegó fue la necesidad de escuchar el transporte por carretera, puesto que es este sector quien entra primero en contacto con las mercancías y las acerca al tren, pero también es quien conoce las demandas de los productores que quieren hacer llegar sus productos a los consumidores. No en vano, quedó claro que tanto el ferrocarril como la carretera son dos transportes complementarios que deben colaborar como clave del éxito del transporte de mercancías.