El tráfico marítimo de Baltimore, todavía muy lejos de recuperarse

Los dos canales temporales habilitados tienen un calado de entre 11 pies y 14 pies, lo que impide que los buques más grandes puedan transitar

Los escombros del puente Francis Scott Key siguen bloqueando el puerto de Baltimore y el restablecimiento de las rutas comerciales. A las labores para retirar los restos del puente se le ha sumado el establecimiento de dos canales temporales.

No obstante, ambas vías se están destinando, principalmente, para que las embarcaciones de emergencia, remolcadores y barcazas de pequeñas dimensiones puedan transitar, y no para los grandes buques mercantes, según informa Reuters.

De momento, los dos canales temporales habilitados tienen un calado de entre 11 pies y 14 pies (entre 3 metros y 4 metros). Ello impide que los buques más grandes puedan transitar, ya que necesitan una profundidad de al menos 35 pies (casi 11 metros).

Estas características impiden su tránsito a través del puente, a no ser que se vuelva a restablecer el tráfico por el canal principal, de 50 pies de profundidad (15 metros), algo para lo que ya se está trabajando, según Associated Press. 

Así pues, solamente hay dos canales provisionales habilitados, lo que ha permitido que una “cantidad limitada de tráfico marítimo” cruzase los restos del Francis Scott Key, según Associated Press.

Aunque de momento no se conoce con certeza qué tipo de embarcaciones están cruzando ambos canales, AP coincide con Reuters en que se trataría de buques de pequeñas dimensiones, el primero de los cuales fue un remolcador empujando una barcaza con combustible. 

En la misma línea, el gobernador de Maryland, Wes Moore, publicaba este martes en su cuenta de X su gratitud de disponer de “canales por los que el tráfico comercial pueda circular”.

No obstante, dejaba claro en su comunicado que “todavía estamos muy lejos de recuperar el tamaño y la cadencia del tráfico comercial al nivel previo al colapso del puente”, confirmando que si bien es cierto que algunos buques comerciales han podido cruzar, se trataría de un número ínfimo.