Estudios para una conexión ferroviaria directa entre el tramo Pau-Canfranc y el Corredor Mediterráneo

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible analizará un itinerario de mercancías directo entre el tramo internacional Pau-Canfranc y el Corredor Mediterráneo. Por este motivo, ha licitado por 511.700 euros (IVA no incluido) el contrato de redacción de los estudios, los cuales cuentan con un plazo de ejecución de 14 meses.

En estos estudios se analizará la situación que se generará cuando se reabra la línea Pau-Canfranc para la circulación de mercancías, así como la viabilidad de establecer un itinerario directo, sin pasar por Zaragoza, de dicho tráfico con el Corredor Mediterráneo.

El alcance de este trabajo ahora licitado será el desarrollo de los estudios preliminares con el grado de detalle necesario y suficiente para permitir la toma de decisiones sobre las mejores alternativas. Se analizarán las distintas posibilidades de actuación que contribuyan a paliar los problemas detectados, estimando la inversión económica y la programación temporal que esas actuaciones llevarían asociadas.

A modo de contexto, la conexión de mercancías entre el nodo de Zaragoza y el Corredor Mediterráneo, en el entorno de Barcelona, se realiza actualmente a través de dos líneas de vía única de ancho ibérico con un sentido preferente de circulación, de tal forma que las mercancías que van de Zaragoza hacia Barcelona circulan por la línea de Lleida-Plana de Picamoixons y el sentido contrario se realiza por la línea de Mora la Nova -Caspe.

El estudio queda englobado dentro del proyecto con financiación del Mecanismo Conectar Europa (CEF) para la reapertura de la línea Pau-Canfranc.