Cantabria testa su plan de emergencias en el transporte de mercancías peligrosas

El Plan especial de Protección Civil sobre transporte de mercancías peligrosas de Cantabria (Transcant) se ha puesto a prueba con un ejercicio conjunto de la Demarcación de Carreteras de la Administración General del Estado y la Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno autonómico.

Se trataba de probar los instrumentos y protocolos de emergencia ante un accidente de carretera que ha causado un vertido de materias peligrosas. El accidente simulado ha supuesto, por un lado, la activación del Plan Transcant, sobre transporte de mercancías peligrosas, y del Plan de autoprotección del túnel de Somaconcha, situado en la autovía A-67, entre Cantabria y La Meseta.

El túnel de Somaconcha está compuesto por dos tubos paralelos, uno por cada sentido de circulación, con unas longitudes de 1.601 metros para la calzada izquierda, en dirección a Santander, y 1.535 metros para la calzada derecha, en dirección a Palencia. La sección transversal se ha previsto para albergar una calzada derecha de tres carriles y una calzada izquierda de dos carriles. Para facilitar la evacuación del túnel en caso de emergencia, los dos tubos se encuentran comunicados mediante tres galerías de conexión, una de las cuales, la central, permite el acceso de vehículos de emergencia entre tubos.

Este es el quinto ejercicio práctico, de los seis previstos este año por el Ejecutivo regional, con los que se ha probado la capacidad de respuesta de los planes autonómicos de protección civil. En él han intervenido todos los efectivos especializados para este tipo de emergencia del ámbito sanitario, de extinción de incendios y de excarcelación. En concreto, han participado los técnicos de la Dirección General de Interior, el Centro de Atención de Emergencias 112, bomberos autonómicos y municipales, 061, Guardia Civil de Tráfico y Policía Nacional.

La activación del Transcant ha supuesto la constitución del centro de coordinación operativa en la sede del 112, así como la formación del puesto de mando avanzado en las inmediaciones de la zona del vertido.