Los transitarios valoran la voluntad de mejoras en la carga aérea de Barcelona, aunque piden soluciones urgentes

Los profesionales que componen la comisión aérea de la Asociación de Transitarios de Barcelona (ATEIA-OLTRA Barcelona) han hecho balance de las acciones y gestiones desarrolladas durante este primer semestre del año. 

Las sesiones ordinarias  de la citada comisión, celebradas durante el primer semestre, han tratado, como principal punto del orden del día, la situación en las terminales de handling del aeropuerto de Barcelona-El Prat, “ante las continuas y constantes quejas manifestadas por las empresas transitarias-agentes de carga aérea asociadas a ATEIA-OLTRA Barcelona y que éstas reciben de sus clientes importadores-exportadores”, asegura un comunicado de la asociación.

En este sentido, para paliar estas reclamaciones, se ha puesto en marcha el grupo de trabajo de las terminales de carga, convocado por AENA-aeropuerto de Barcelona y que ha celebrado dos sesiones, con una previsión de reuniones periódicas.

Dicha acción es consecuencia de los encuentros que ATEIA-OLTRA Barcelona ha mantenido con la dirección del aeropuerto de Barcelona-El Prat desde el año pasado, tanto con la actual directora Eva Valenzuela, como con su antecesora Sonia Corrochano, “ambas comprometidas en dar respuesta a esta situación”, aseguran desde ATEIA.

La comisión aérea de ATEIA Barcelona valora positivamente las reuniones mantenidas por parte del grupo de trabajo de las terminales de carga en las que se ha mostrado “flexibilidad y voluntad de buscar soluciones a unas quejas que se prolongan en el tiempo y que requieren de soluciones urgentes y efectivas”

Por parte de la comisión, se valora positivamente las reuniones mantenidas hasta la fecha por parte del grupo de trabajo de las terminales de carga en las que se ha mostrado “flexibilidad y voluntad de buscar soluciones a unas quejas que se prolongan en el tiempo y que requieren de soluciones urgentes y efectivas, como la implantación de mejoras en las instalaciones, dotación de personal para garantizar la agilidad de la operativa aduanera, así como la mejora de los tiempos de tránsito de las mercancías.

A lo que se añade la falta de servicios (colas, horarios insuficientes, etc.), la excesiva burocracia y una escasa digitalización que propician el desvío de tráfico de carga internacional a otros aeropuertos”, remarca el grupo de trabajo de ATEIA Barcelona.

La comisión considera que es de “interés general de la comunidad logística aeroportuaria que los servicios tengan el nivel de excelencia necesario para mantener e incrementar las ratios de carga en el aeropuerto de Barcelona-El Prat y, en consecuencia, seguir impulsando el desarrollo de la infraestructura. Más, si cabe, en una coyuntura en la que se contempla su futura ampliación y se debería enfatizar sobre el peso económico del tráfico de mercancías para ser un verdadero hub logístico”.

Para terminar, la a comisión aérea de transitarios de Barcelona señala que “mantendrá su determinación y persistencia en trabajar por un aeropuerto con servicios acordes a las necesidades de los clientes, importadores y exportadores; y destacando la figura esencial del transitario-agente de carga”.