Catalunya confía en la estrategia logística y en los fondos europeos para la recuperación económica

“La estrategia logística y los fondos europeos Next Generation serán el camino de la recuperación económica y del crecimiento sostenido de la economía”, ha asegurado este miércoles Isidre Gavín, secretario de Infraestructures i Mobilitat de la Generalitat. Gavín y el conseller d’Empresa i Coneixement, Ramon Tramosa, han presentado en el puerto de Barcelona la Estrategia Logística para la Internacionalización de la Economía Catalana. Esta hoja de ruta ha sido redactada por CIMALSA con un horizonte marcado hasta el 2040.

“La logística es un elemento estratégico de país”, según Isidre Gavín. “Es el momento de dejar de ver a las infraestructuras como solo una inversión. Las infraestructuras deben facilitar y deben servir de enlace para el desarrollo de actividades a su alrededor”, ha añadido el responsable de la Generalitat en el acto online.

En este contexto, el secretario de Infraestructures i Mobilitat ha declarado que “disponer de dos puertos como los de Barcelona y Tarragona son activos que nos deben llevar a la excelencia logística”. Asimismo, el conseller Ramon Tremosa, ha situado a los puertos de Barcelona y Tarragona como “nuestro petróleo y unas infraestructuras que crean riqueza”.

Igual que Isidre Gavín, el conseller d’Empresa i Coneixement también ha subrayado que “si sabemos aprovechar los fondos europeos tendemos una rápida recuperación económica”.

El documento Estrategia Logística para la Internacionalización de la Economía Catalana, redactado por CIMALSA por encargo de Territori i Sostenibilitat, ha contado con una participación activa de Empresa i Coneixement así como la participación de 120 profesionales e instituciones. A través de un amplio proceso de participación se ha perseguido trazar una estrategia integral, con una mirada amplia en todo el territorio y al sector, que busca complementariedad y sinergias con las estrategias de los principales agentes del sector, públicos y privados.

El texto constituye una hoja de ruta hacia la definitiva consolidación del sistema logístico catalán. Tiene como horizonte temporal las dos próximas décadas, a lo largo de las cuales se tendrán que tomar aquellas decisiones que contribuyan al objetivo final, que es mejorar el posicionamiento de Catalunya en un mundo económico global. También establece prioridades más a corto plazo en un primer periodo 2020-2025.

Uno de los principales retos que se derivan es contribuir al reequilibrio territorial, mediante el desarrollo de la logística y el reforzamiento y consolidación de los clusters empresariales, entendiendo el territorio como una red interconectada, más allá del papel de las coronas metropolitanas, actualmente muy congestionadas.

Ramon Tramosa, conseller de Empresa i Coneixement de la Generalitat

El análisis comparativo con otros territorios de la Unión Europea muestra que hace falta una apuesta para la planificación activa del transporte y la logística y un consenso para actuar de manera coordinada sobre las infraestructuras, la promoción del suelo, los servicios y el tejido empresarial. Todo esto, con una gestión más integrada de las responsabilidades en materia de logística, transporte, urbanismo o empresa.

La estrategia se basa en el concepto LAAS (logística como servicio): servicio al consumidor, a la ciudadanía y al tejido productivo; y pone el foco en la Agenda verde, la digitalización y el equilibrio territorial.

El documento consta de cuatro apartados: una diagnosis que analiza las condiciones del entorno; una definición estratégica con 5 líneas de trabajo; la gobernanza del Plan que prevé un órgano de gestión que velará por su cumplimiento y que se basará en unos indicadores que el propio documento establece; y, finalmente, unos ámbitos prioritarios de actuación con 5 grupos de trabajo para desarrollarlos.

El Plan de acción 2020-2025 consta de 5 líneas estratégicas de trabajo:

  • Coordinación, regulación y promoción del sector.
  • Competitividad del tejido empresarial.
  • Agilidad del desarrollo del suelo logístico e intermodal.
  • Funcionalidad de la red de infraestructuras.
  • Apuesta decidida por la sostenibilidad.

Estos 5 ejes se concretan en 19 proyectos y 60 medidas específicas, priorizadas según su importancia, estableciendo un responsable concreto, un grupo impulsor (abierto a nuevas incorporaciones), un cronograma para cada proyecto, así como unos indicadores de seguimiento.

Entre estas acciones, destacan entre otros: el plan de reconversión de suelo industrial a logístico; la consolidación de la 3ª corona logística en los ejes Transversal y del Ebro; la coordinación de nodos logísticos, industriales e intermodales al corredor Catalunya-Aragón-Madrid; la potenciación de la multimodalidad; la implantación de apartadores ferroviarios a las vías principales; el plan de promoción de Lleida como hub agroalimentario; la distribución urbana de mercancías, etc.

Los grupos de trabajo que desarrollarán los ámbitos prioritarios de actuación a corto y medio plazo analizarán:

  • La sostenibilidad, competitividad, imagen sectorial e impacto del Covid-19.
  • La coordinación público-privada.
  • El suelo logístico intermodal.
  • Los corredores logísticos multimodales claves.
  • La carga y la logística aeroportuaria (con el análisis de les capacidades de carga aérea en los diferentes aeropuertos regionales y el análisis del Máster Plan Inmobiliario del Prat).
Anterior artículoLuz verde a la ampliación del muelle AZ-1 del puerto de Bilbao
Siguiente artículoEl Corredor Atlántico, “imprescindible” para la comunicación de Euskadi con Europa