Catalunya establece el protocolo para el retorno de los cruceros en verano

Después de Canarias, Andalucía, Murcia y Baleares, el Procicat ha aprobado el procedimiento para que los cruceros puedan volver a Catalunya esta temporada de verano. En concreto, ha validado el procedimiento que tendrán que seguir las navieras para que e se autorice la actividad turística de cruceros con bandera europea entre puertos situados en Catalunya.

Para hacerlo posible, las navieras tendrán que presentar a la Secretaría de Salut Pública de la Generalitat una solicitud de aceptación del protocolo de actuación y notificación que se tendrá que seguir para el desembarque de casos sospechosos o confirmados de Covid-19 y la gestión de contactos en su ámbito territorial. Lo tendrán que hacer con 20 días de antelación al empezar el crucero o la primera escala, y la Secretaría de Salut Pública tendrá que responder esta solicitud en un máximo de cinco días.

En la solicitud (disponible en el web de la Agència de Salut Pública de Catalunya) las navieras tendrán que exponer la actividad que realizará el crucero, informando del itinerario detallado (indicando las fechas y los puertos del litoral catalán donde se realizarán escalas), del programa de actividades de los pasajeros y de las características del propio crucero (capacidad máxima de pasajeros y tripulantes autorizada y número máximo de pasajeros y tripulantes con quienes pretende operar en Catalunya).

Además, la naviera tendrá que presentar un plan de salud para la prevención y mitigación de riesgos sanitarios derivados del Covid-19, en que se describirán los medios sanitarios con que contará el crucero y la capacidad de diagnóstico a bordo mediante tipo de pruebas diagnósticas de infección activa. Este plan también establecerá los aforos previstos según espacios, lugares y servicios, comunes o no (camarotes), los elementos de señalización e información a los usuarios y a la tripulación sobre medidas a seguir, las medidas de higiene en el buque, los planes de limpieza, desinfección y ventilación y los circuitos para minimizar contactos entre tripulación y pasajeros.

El agente crucerista tendrá que presentar una declaración responsable en que se indique: el centro sanitario concertado por la naviera para atender pacientes de Covid-19 en el desembarque y para la derivación de casos sospechosos para su confirmación diagnóstica; un plan de alojamiento concertado para pacientes asintomáticos o que no requieran ingreso hospitalario; un plan de alojamiento para los contactos estrechos que tengan que pasar cuarentena en caso necesario, antes de la vuelta a su domicilio o al buque; así como el seguro contratado para cubrir todos los gastos que se originen en los centros concertados, tanto sanitarios, como alojamientos

Por último, el agente crucerista tendrá que presentar una declaración responsable en que se indique: el centro sanitario concertado por la naviera para atender pacientes de Covid-19 en el desembarque y para la derivación de casos sospechosos para su confirmación diagnóstica; un plan de alojamiento concertado para pacientes asintomáticos o que no requieran ingreso hospitalario; un plan de alojamiento para los contactos estrechos que tengan que pasar cuarentena en caso necesario, antes de la vuelta a su domicilio o al buque; así como el seguro contratado para cubrir todos los gastos que se originen en los centros concertados, tanto sanitarios, como alojamientos.

Anterior artículoLa comunidad portuaria de Valencia alcanza los objetivos del proyecto Ecoport II
Siguiente artículoBasque Green Deal, el modelo medioambiental vasco por tierra mar y aire