Europa pretende que el Centro de Datos Aduaneros esté operativo antes de lo previsto

La Unión Europea (UE) pretende acelerar la implantación de un Centro de Datos -Eu Datahub- como plataforma para enviar información a las autoridades aduaneras. Según ha comunicado el Parlamento Europeo, esta cuestión permitiría reemplazar los 111 sistemas informáticos “que coexisten” en la actualidad en toda la Unión Europea.

El objetivo planteado con la reforma aduanera en esta materia sería “reducir los costes, la carga de trabajo y facilitar el envío de información”. Asimismo, desde Europa se ve esta medida como un sistema para “detectar” los posibles casos de fraude fiscal.

En este sentido, desde Europa se pide adelantar la puesta en marcha del EU DataHub “como proyecto piloto voluntario”. Además, se pretende crear una “plataforma separada para denunciantes”, para que los consumidores y las empresas puedan “denunciar fácilmente” productos que no cumplen con los estándares de la UE.

El IMCO aprueba su informe sobre la reforma aduanera

Acelerar la implementación de esta plataforma es una de las medidas recogidas por la Comisión del Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo (IMCO), organización que adoptó este jueves su postura sobre la reforma del Código Aduanero de la Unión Europea.

El informe de IMCO fue aprobado en comisión por 34 votos a favor, 0 en contra y 5 abstenciones. Ahora se someterá a votación en una próxima sesión plenaria (probablemente en marzo) “y constituirá la posición del Parlamento en primera lectura”. El nuevo Parlamento se ocupará del expediente tras las elecciones europeas que se celebran del 6 al 9 de junio.

La ponente del Parlamento para el expediente, Deirdre Clune, afirmó tras la votación que este informe refuerza la necesidad esencial de que la UE “garantice que las mercancías que entran en el territorio de la UE sean seguras y cumplan los requisitos de la UE”. Además, a su juicio, garantiza que los procedimientos aduaneros “sean lo más eficiente posible para los operadores económicos, reduciendo las cargas administrativas para las empresas”.

Clune señaló que con “volúmenes comerciales crecientes”, -especialmente en el comercio electrónico-, y el aumento del número de requisitos no fiscales que deben verificarse en la frontera, “es necesario lograr una mayor armonización, y algunos aspectos como el Centro de Datos Aduaneros pueden ayudar a enfrentar los nuevos desafíos”.