El centro logístico del puerto de Barcelona moviliza 243 toneladas de ayuda humanitaria a Ucrania

El centro logístico de ayuda humanitaria del puerto de Barcelona ha recibido, en tres semanas, más de 243 toneladas de material para el pueblo ucraniano. Hasta el momento, se han enviado a Ucrania 14 camiones con más de 182 toneladas de medicamentos, productos de higiene, alimentos, ropa y calzado para adultos y niños, gracias a las aportaciones de organizaciones y asociaciones. 

Una vez que la ayuda llega al barco, se organiza gracias a los incansables voluntarios del puerto, el Banc dels Aliments que gestiona la recepción del material y del Open Arms, que realiza la recogida y entrega, en coordinación con el consulado ucraniano.

Desde hace algo más de 20 días, el puerto de Barcelona se ha convertido en un centro logístico para la entrega de ayuda humanitaria desde Catalunya a Ucrania. El puerto ha cedido un almacén de 1.800 m² situado en la ZAL Port y gestionado por el Banc dels Aliments para centralizar las mercancías que, una vez inventariadas y debidamente preparadas, se envían a Ucrania para dar respuesta a la emergencia social generada por la guerra con Rusia.

Esta plataforma logística se puso en marcha a principios de este mes en respuesta a la petición del Consulado de Ucrania en Barcelona ante la avalancha de ayuda humanitaria en forma de diversos productos que tanto ciudadanos catalanes como diversas entidades están aportando para ayudar a los ucranianos. Aunque la mejor forma de optimizar esta ayuda es realizar donaciones económicas, también es necesario gestionar eficazmente las aportaciones materiales que se han realizado, y para ello es imprescindible contar con una plataforma logística como la que el puerto de Barcelona ha puesto a disposición con la colaboración del Banc dels Aliments y otras organizaciones de reconocida experiencia en ayuda humanitaria, como Open Arms.

En los próximos días, y gracias a la colaboración de la Fundación SEPLA-Ayuda, que engloba a todos los pilotos del Estado español, la ayuda humanitaria comenzará a enviarse también por avión, aprovechando los espacios de carga de los aviones que vuelan a Varsovia y Budapest. SEUR será la empresa encargada de transportar la mercancía desde el hub logístico del puerto de Barcelona hasta el aeropuerto, con la colaboración desinteresada de los trabajadores del puerto de Barcelona, de la Fundación Cares y de los estibadores del puerto de Barcelona, que se encargan de la gestión de la mercancía y de la carga y descarga de los camiones.

La plataforma logística de la ZAL del puerto de Barcelona seguirá dando respuesta a la emergencia social generada por la invasión rusa en Ucrania durante el tiempo que sea necesario para cubrir las necesidades de la población del país.